El Universal
Esta noche, en Denver, Colorado, la responsabilidad recaerá, por lo pronto, en el guardameta de las Aguilas del América
Ciudad de México.- Guillermo Ochoa levanta la mano para llamar la atención del técnico nacional, Sven-Göran Eriksson. "Estoy listo para ser titular", dice.

Esta noche, por lo pronto, la responsabilidad del marco nacional recae justamente en él.

"He seguido ya un proceso y definitivamente estoy listo", insiste Ochoa, quien recibió la primera oportunidad con la Selección mayor en la era de Ricardo La Volpe, polémico personaje que incluso lo llevó como tercer portero a la Copa del Mundo de Alemania 2006.

El primer arquero de la escuadra tricolor es, sin duda, Oswaldo Sánchez, pero ahora no fue convocado por lesión. Ochoa acepta el reto y la enorme oportunidad.

"En verdad es una gran oportunidad, y la tomo con enorme entusiasmo, como todos los jugadores, con la ilusión de aportar en beneficio del grupo", dice.

"Pero sabemos que el técnico es quien decide los hombres que estarán en la cancha, y por supuesto, yo estoy a disposición de él. Me siento bastante bien para jugar, y no es de ahora, ni es que vaya a ser por un partido, he venido trabajando, he llevado un proceso y aquí estoy con muchos deseos de jugar como siempre y con la ilusión de trascender".