Nueva York, EU.- El astro Roger Federer pasó un susto en el torneo Abierto de Estados Unidos, último Grand Slam del año, pero finalmente salió airoso en su compromiso, en una jornada de varias sorpresas en la rama femenina.
Federer, número uno del mundo, se apoyó en su experiencia para derrotar a Joyn Isner con marcadores de 7-6 (7/4), 6-2, 6-4, 6-2 y se metió en la cuarta ronda del evento, que también otorga puntos para los escalafones de la ATP y WTA.

El helvético, que no había perdido un set en los dos encuentros anteriores, cayó en la primera manga en tie-break 7-6 (7/4), pero recurrió a su maldad de campeón y doblegó después en sets corridos a su oponente 6-2, 6-4, 6-2.

El "Expreso Suizo", también primer sembrado del certamen, que en esta ocasión reparte premios por 19,6 millones de dólares, levantó su juego a partir del segundo período.

Finalmente, los nervios traicionaron al inexperto Isner al punto de cometer 42 errores no forzados, además de mostrar deficiencias en su servicio al perder cinco puntos en igual cantidad de doble faltas.

El próximo rival de Federer será Feliciano López.

Se fue la belleza

La gran sorpresa de la jornada corrió a cargo de la "matagigante" polaca Agnieszka Radwanska (N.30), quien eliminó a la rusa y hasta entonces campeona defensora Maria Sharapova, al derrotarla con parciales de 6-4, 1-6, 6-2.

La rusa, segunda sembrada, se recuperó luego de perder el primer set y ganó fácil el segundo, pero la polaca le impidió finalmente reeditar la actuación de la edición anterior.

Sharapova, quien deja ahora su récord frente a su oponente en 1-1, estuvo fatal en el saque ya que no pudo sobrevivir a 12 faltas dobles durante el partido que duró 2 horas y seis minutos.

Radwanska saldrá en octavos de final frente a la vencedora del encuentro entre la checa Nicole Vaidisova, decimotercera cabeza de serie, y la israelí Shahar Peer (N.18).