José Guadarrama/Excélsior
En entrevista con Excélsior, el titular de la Cofetel, de quien se presume que podría ser uno de los involucrados en el caso de las intervenciones telefónicas que condujeron a la renuncia de Luis Téllez a la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT), reconoció que Diana Pando lo buscó hace poco más de un año para tratar de venderle la grabación en la que el ex titular de Comunicaciones asegura que Carlos Salinas se robó la mitad de la cuenta secreta.
México, D.F. .- En el servicio público "yo sé que hay muchas posibilidades de que lo escuchen a uno (por intervención telefónica); entonces, no digas cosas que no. Para empezar, no digas cosas que te comprometan", advirtió Héctor Osuna Jaime, presidente de la Comisión Federal de Telecomunicaciones (Cofetel).

En entrevista con Excélsior, el titular de la Cofetel, de quien se presume que podría ser uno de los involucrados en el caso de las intervenciones telefónicas que condujeron a la renuncia de Luis Téllez a la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT), reconoció que Diana Pando lo buscó hace poco más de un año para tratar de venderle la grabación en la que el ex titular de Comunicaciones asegura que Carlos Salinas se robó la mitad de la cuenta secreta.

"Hace un año o más, pero le dijimos que de nadie nos interesaban los asuntos personales", aseguró.

-¿Sí le ofreció las grabaciones?

-Sí... hizo una llamada aquí, a la oficina, yo no hablé con ella, me dieron el recado y yo le mandé a decir que no me interesaba.

Sin embargo, Osuna Jaime dijo que se reservará todo tipo de declaraciones en cuanto a la versión de que él proporcionó otras grabaciones a la ex subsecretaria de la SCT, Purificación Carpinteyro.

Explicó, además, que "hay una investigación de la Procuraduría y de la Secretaría de Gobernación y mis declaraciones las haré en su momento ante las autoridades". Asimismo sostuvo que no tiene motivo alguno para renunciar a su cargo en la Cofetel, como lo habían propuesto algunos legisladores.

El titular de la comisión, no obstante, aclaró que es necesario buscar los mecanismos para que la tecnología no sea utilizada con fines nocivos, aunque reconoció la necesidad de que la intervención de llamadas, mediante orden de un juez, sea usada para acotar a la delincuencia.

Osuna, al referirse a la designación de Juan Molinar como secretario de Comunicaciones y Transportes, expresó que "para nosotros es una buena señal", ya que "el conocimiento que tiene esta persona sobre la política pública, del funcionamiento del gobierno y de las leyes ayudará a establecer criterios de colaboración institucional y de responsabilidades compartidas".

El presidente de la Cofetel aclaró que, a pesar de las dificultades entre la dependencia y la SCT, sí se ha podido avanzar y, aunado a lo anterior, "el relevo decidido por el Presidente nos da mucho gusto, porque conocemos muy bien al maestro Molinar Horcasitas".

Respecto de las propuestas de rediseño institucional como lo proponen ex comisionados del órgano regulador-, Osuna aseguró que esos cambios se encuentran fuera de la responsabilidad de la comisión, por lo que su obligación es aplicarse al marco legal vigente.

De igual manera, destacó que el reglamento interior de la SCT (que quitó facultades a la Cofetel) es parte de ese marco legal, aunque todavía no se tenga el de la Cofetel, por lo que, comentó, se interpuso una acción de inconstitucionalidad contra ese reglamento.

Durante la entrevista, el presidente de la Cofetel fue consultado respecto de los diversos asuntos que se ventilaron y que pusieron a Téllez en el escándalo, tras la renuncia de Purificación Carpinteyro a la Subsecretaría de Comunicaciones, entre esos temas está el de diversas concesiones, planes, extensión de títulos y prórrogas a medios de comunicación.

Sobre ello, el funcionario expuso que las opiniones emitidas por integrantes del pleno de la Cofetel han sido utilizadas para demandarlos por la vía penal.

Mencionó que en el caso de las prórrogas de MVS, en la Cofetel "no hay constancia de que hayan sido solicitadas en tiempo y en forma".

Señaló que una de esas opiniones se emitió desde la Cofetel hace año y medio, misma que se expresaron en la SCT, sin que se resolviera, y en la que el regulador opinó que sí era factible la renovación de una concesión de televisión restringida por acceso inalámbrico.

Osuna habló que, sin embargo, durante el tiempo que transcurrió, la Unión Internacional de Telecomunicaciones (UIT) emitió una directiva en la que recomendó a los diferentes países que la banda de 2.5 gigahertz fuera utilizada para acceso inalámbico, por lo valiosa que es.

Precisó que con base en tal directiva de la UIT, la Cofetel cambió su opinión y publicó en el cuadro de atribución de frecuencias que dicha banda es muy valiosa para el acceso inalámbrico, por lo que la nueva recomendación, como opinión interna entre la Cofetel y la SCT, es que esa banda, que está en proceso de prórroga, sería de mayor utilidad para México.

Así, Osuna señaló que el cambio de opinión es lo que generó la demanda penal en su contra, pese a que la misma no genera derechos, ni agravio alguno.

Respecto del caso Telmex, Osuna Jaime explicó que el servicio de noticias que ofrece esa empresa, mediante Prodigy Media, así como el servicio de facturación, cobranza y distribución de los servicios de Dish (alianza de MVS con Echostar) están siendo aún analizados de manera minuciosa por expertos de la Cofetel, para evaluar si hay o no violación alguna del título de concesión.

Explicó que la Cofetel ha opinado que Telmex no tendría que pagar contraprestación alguna para ofrecer el servicio de video, pero que tal análisis se acota a lo establecido en la Ley Federal de Telecomunicaciones, debido que no hay uso del espectro radioeléctrico.

En cambio, dejó claro que la Comisión Intersecretarial de Desincorporación y la Secretaría de Hacienda y Crédito Público son las que deberán definir si es necesario el pago de contraprestación con base a los términos de la privatización.

Así, reconoció que Telmex ha cumplido con la etapa de portabilidad numérica, pero que deberá cumplir con la observancia del Plan Técnico Fundamental de Interconexión (Plantefin), cuyo Acuerdo Marco de Interconexión es parte de los requisitos impuestos por la Comisión Federal de Competencia (Cofeco)dentro del Acuerdo de Convergencias.

En otro tema, explicó que, pese a que se ha prometido que el proceso de licitación de nuevas bandas del espectro radioeléctrico se realizará el primer trimestre del año, existe la gran dificultad de respetar las determinaciones de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN), ya que una subasta ascendente podría dar paso a que se declarara inconstitucional en el tema de radio y televisión, y cuyos criterios se podrían aplicar también para el sector de las telecomunicaciones.

Por lo anterior, Héctor Osuna dijo que se ha solicitado que la determinación al respecto no sea tomada sólo por la Cofetel o la SCT, sino que sea una decisión de todas las instancias involucradas del Poder Ejecutivo.