Washington, EU.- El senador demócrata Barack Obama, que venció con diferencia en las primarias de Carolina del Norte, aseguró que le quedan solo 200 delegados para erigirse con la candidatura del partido.
Para obtener la candidatura presidencial demócrata son necesarios 2.025 delegados.

En una intervención en Raleigh, en Carolina del Norte, el senador negó, además, que la dura competición que está protagonizando con Hillary Clinton vaya a ocasionar una división del partido.

"No creo que estemos divididos. Es cierto que ha habido actitudes negativas en los dos lados, porque los dos peleamos intensamente por ser los candidatos. Pero estas elecciones no son por Hillary, por Obama o por McCain, son por ustedes", afirmó.

Con el 20 por ciento de los votos escrutados, Obama obtuvo el 60 por ciento de los votos en Carolina del Norte, frente al 40 por ciento de Hillary Clinton.

En Indiana, con el 72 por ciento escrutado, la ex primera dama encabezaba el recuento con el 53 por ciento de los votos, frente al 47 por ciento de Obama.

EL senador se congratuló por la victoria lograda, pese a que su oponente había dicho que "esta noche iba a cambiar el juego".

"Pero no ha sido así. El único juego que merece un cambio es el juego de Washington", agregó.

El senador, que durante el proceso de primarias ha perdido frente a Clinton en los estados de mayor tamaño, reconoció que su victoria en Carolina del Norte se había producido en un "gran estado", lo que le fortalece en la carrera por la candidatura demócrata.

"Cuando empezamos, no apostaban por nosotros. Pero ahora es nuestro momento, nuestra oportunidad de cambiar Estados Unidos", apuntó.