(Foto: Vanguardia-Archivo)
La Bolsa de Seúl cerró con su primera caída en cuatro días, arrastrada por las destacadas ventas de los inversores en el sector automovilístico
La semana bursátil en Asia se inició con una jornada marcada por los resultados mixtos y por el cierre del mercado de Tokio debido a la fiesta japonesa del Agradecimiento por el Trabajo.

La Bolsa de Seúl cerró con su primera caída en cuatro días, arrastrada por las destacadas ventas de los inversores en el sector automovilístico durante un día con escasos incentivos.

El índice Kospi del mercado surcoreano cayó 1.55 puntos (0.10%) y terminó la sesión en las mil 619.05 unidades.

También bajó el selectivo KLCI de la plaza de Kuala Lumpur en Malasia, que cayó 0.27% o 3.46 enteros y dio por terminadas las operaciones en mil 270.88 puntos.

En Tailandia, el SET de la plaza bursátil de Bangkok compartió la tendencia a la baja y cerró con una caída de 4.84 enteros, equivalentes a 0.70%, concluyendo en 690.41 puntos.

Por contra, la Bolsa de Shanghái subió 0.92%, con lo que se mantuvo por encima de los tres mil 300 puntos sobre los que cerró la semana pasada. Su índice general (acciones convertibles y no convertibles) concluyó su cotización diaria en tres mil 338.66 puntos.

También registró avances el mercado bursátil de Hong Kong, que subió un 1.41% al calor de las buenas perspectivas económicas de China.

Después de que un centro investigador dependiente del Consejo de Estado (Ejecutivo chino) confirmase un crecimiento de 10% en el cuarto trimestre del año, el índice referencial Hang Seng sumó 315.55 puntos hasta concluir en los 22 mil 771.39 enteros.

En Singapur, el índice Straits Times de la ciudad-estado se elevó 36.34 puntos -1.32% - hasta dos mil 797.88 unidades.