<span></span>El Universal
Berlín, Alemania.- La canciller alemana, Angela Merkel, exigió hoy que la Junta Militar que gobierna Birmania abra el país a la ayuda internacional y a los cooperantes para socorrer a las víctimas del ciclón Nargis.
"Me resulta absolutamente incomprensible que en una situación así el gobierno militar no permita la entrada en el país de la ayuda ofrecida y urgentemente necesaria" , dijo la canciller en declaraciones a la agencia germana DPA.

Merkel reclamó que el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas se ocupe del tema y anunció que hablará con el secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, para tratar sobre la situación.

La canciller pidió al Gobierno (de Birmania) que permita la llegada rápida de la ayuda internacional a la totalidad de la región catastrófica.

Pidió a los países vecinos de Birmania y a los miembros de la ASEAN que utilicen su influencia a la hora de presionar a la Junta Militar.

Finalmente declaró su apoyo "expreso a la iniciativa de Francia de que el Consejo de Seguridad de la ONU se ocupe de la crisis" y dijo que un posible bloqueo de esa iniciativa "es irresponsable" .