En un día en que los Mets vieron avivadas sus esperanzas de mejorar con el regreso inminente del dominicano Pedro Martínez, fueron Carlos Delgado y John Maine quienes pusieron fin a la mala racha de Nueva York.
El boricua Delgado pegó un jonrón de tres carreras y Maine sólo permitió tres imparables y una carrera, para guiar el viernes a Nueva York hacia un triunfo por 7-1 sobre los Bravos de Atlanta.

Los Mets, líderes de la División Este de la Liga Nacional, dejaron así atrás su racha de cinco derrotas consecutivas.

La única carrera recibida por Maine (14-8) fue en el sexto capítulo, luego que se llenó la casa sin outs. Maine ponchó a ocho rivales y dio tres boletos en siete entradas, para ganar apenas por segunda vez en sus últimas seis aperturas.

El manager de los Mets, Willie Randolph, dijo que Maine mostró madurez para salir de un atolladero en la sexta entrada. ``Está mejorando en los momentos cruciales'', opinó.

El dominicano José Reyes conectó también un vuelacercas por los Mets, que permanecieron dos encuentros arriba de los Filis de Filadelfia, que derrotaron por 9-2 a los Marlins de Florida.

La buena actuación de Maine llegó en el mismo día en que Martínez tuvo un desempeño destacado en una sesión de bullpen, antes del duelo. El dominicano fue sometido el 5 de octubre a una cirugía para repararle el manguillo rotador del codo, y no ha lanzado en las Grandes Ligas en casi un año, pero podría abrir el duelo del lunes en Cincinnati.

Tim Hudson (15-7) recibió seis hits y cuatro carreras en seis innings. Había admitido sólo cinco vuelacercas en sus primeras 28 aperturas, antes de recibir los batazos de Delgado y Reyes.

Hudson sacó dos outs antes de meterse en problemas en el cuarto acto, cuando el puertorriqueño Carlos Beltrán y el dominicano Moisés Alou se embasaron con sencillos. Delgado encontró un lanzamiento y jonroneó por el jardín central, su vigésimo bambinazo de la campaña, para dar a los Mets una ventaja de 3-0. ``El cutter que le lancé a Delgado se quedó como recta'', dijo Hudson.

Sobre ese comentario, Delgado preguntó: ``¿Por qué cada vez que bateo un jonrón el pitcher dice que fue con un cutter que no rompió''.

También el viernes, el mexicano Yovani Gallardo se mostró más emocionado por salir de un atolladero en la lomita que por sonar su segundo cuadrangular de por vida.

El derecho novato laboró siete entradas sobresalientes y jonroneó en el cuarto inning, para que los Cerveceros de Milwaukee se impusieran por 3-2 a los Piratas de Pittsburgh.

``Se metió en problemas en el séptimo inning, pero lo resolvió'', dijo el jardinero de los Cerveceros, Gabe Gross. ``Y conectó el cuadrangular... Fue el héroe también con el bate''. Gallardo (6-4) toleró cinco hits y dos carreras. Derrick Turnbow trabajó la octava sin permitir anotaciones y el dominicano Francisco Cordero sacó tres outs para lograr su salvado número 38 en 44 oportunidades.

El serpentinero mexicano navegó tranquilo en los primeros seis innings, y toleró una carrera mediante un vuelacercas de Adam LaRoche, en el cuarto.

En la apertura del séptimo, recibió sencillos de LaRoche y Xavier Nady, y los Cerveceros no pudieron convertir una doble matanza, con lo que quedaron corredores en las esquinas con un out. El dominicano Ronny Paulino pegó un doble para poner la pizarra en 3-2.

Gallardo expidió un pasaporte intencional para llenar la casa, y luego ponchó a Josh Phelps y a Nate McLouth.

``Me emocioné mucho'', dijo Gallardo sobre su vuelacercas. ``Pero fue más emocionante sacar esos dos outs en la séptima''. El cuadrangular del mexicano llegó en el cuarto acto. El derecho novato encontró un lanzamiento alto y lo envió encima del muro, entre el jardín izquierdo y el central.

Con el triunfo, los Cerveceros se acercaron a un juego y medio de Chicago. Los Cachorros cayeron por 6-1 ante los Astros de Houston, con triunfo del dominicano Wandy Rodríguez. Los Cardenales de San Luis se acercaron a dos juegos de Chicago, líder de la División Central, al imponerse por 8-5 a los Rojos de Cincinnati, con un jonrón de dos carreras del puertorriqueño Yadier Molina.
En otros juegos de la Liga Nacional, los Gigantes de San Francisco superaron 3-2 a los Nacionales de Washington; los Rockies de Colorado doblegaron 7-3 a los Diamondbacks de Arizona en 10 entradas, y los Padres de San Diego superaron 6-4 a los Dodgers de Los Angeles.

En la Liga Americana, el dominicano Carlos Peña pegó dos jonrones y Andy Sonnanstine lanzó pelota de dos hits en ocho entradas contra la apagada ofensiva de los Yanquis, para que los Devil Rays aplastaran por 9-1 a Nueva York.

``Nuestro plantel es muy talentoso, podemos jugar contra cualquiera'', dijo Peña, quien recibió además tres pasaportes y conectó más de un jonrón por segundo partido en seis días.

Los Yanquis, todavía abatidos por una barrida sufrida en tres encuentros ante Boston, pegaron sólo un sencillo productor de Alex Rodríguez en el cuarto inning frente a Sonnanstine (4-9). Después, el derecho novato retiró a sus últimos 14 rivales.

En una doble cartelera, Scott Baker se quedó a tres outs del juego perfecto y a dos del sin hit, pero guió a los Mellizos de Minnesota hacia una blanqueada de 5-0 sobre los Reales de Kansas City, en el segundo encuentro. En el primer duelo, los Reales se impusieron por 9-4.

También en el Nuevo Circuito, los Azulejos de Toronto vencieron por 7-5 a los Marineros de Seattle, con un jonrón del puertorriqueño Alex Ríos.

Además, los Orioles de Baltimore superaron por 9-8 a los Medias Rojas de Boston; los Indios de Cleveland derrotaron 8-5 a los Medias Blancas de Chicago; los Atléticos de Oakland ganaron 5-4 a los Tigres de Detroit, en 10 innings, y los Angelinos de Los Angeles se impusieron 7-6 a los Rangers de Texas, en 10 entradas.