"Es algo alcanzable, pero hay que trabajar duro para lograrlo", aseguró a Efe la jugadora de 26 años
México, D.F..- La mexicana Samantha Terán, número 17 de la lista mundial de squash, disputará en el resto del año cuatro torneos de alto nivel, con el propósito de avanzar hacia su meta de colocarse lo antes posible en el top 10.

"Es algo alcanzable, pero hay que trabajar duro para lograrlo", aseguró a Efe la jugadora de 26 años, poco antes de viajar este miércoles al Abierto de Amsterdam que contará con las mejores del mundo, encabezadas por la malasia Nicole Davis, número uno.

Después de ese concurso, la deportista estará en el Campeonato Mundial de Inglaterra, en octubre, y luego aparecerá en el Clásico de Qatar, a finales de octubre, y en el Abierto de Cathay, en Hong Kong, en noviembre, certámenes que reunirá otra vez a las mejores.

"La prioridad es participar cada vez más en torneos grandes", reiteró la jugadora, que es entrenada por el paquistaní Reman Gul y tiene como principales habilidades su rapidez y la buena resistencia física.

La meta inmediata de la mexicana es subir un escalón más en el ránking del mundo, lo cual le permitirá ser sembrada en los principales torneos, algo favorable porque le evitará debutar en ellos contra alguna de las 15 mejores.

Con nueve títulos como profesional, Terán es la única hispana situada entre las 50 mejores del mundo y si mejora su táctica, aumentará sus posibilidades de entrar en la privilegiada lista de las 10 mejores del planeta.

"Tengo todas las condiciones para entrenarme y pronto entraré en una etapa de madurez en mi carrera", dijo Samantha, quien comenzó a practicar squash a los 14 años, luego de breves incursiones en la gimnasia y como corredora de 400 metros planos.

Terán es una de las mujeres deportistas de éxito en México, grupo encabezado por Lorena Ochoa, la mejor jugadora del golf del mundo y la campeona olímpica y mundial de taekwondo María Espinosa