México, D.F. .- El 68.5 por ciento de los mexicanos considera mejor "cuidarse las espaldas" que confiar en la mayoría de la gente (19.4 por ciento), reveló hoy una encuesta realizada por la oficina del Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) en México.
Según la Encuesta de Capital Social en el Medio Urbano (Encasu) 2006, la confianza en las ciudades mexicanas es menor que el promedio nacional y también inferior al de América Latina, 28 por ciento y 22 por ciento, respectivamente.

Este estudio busca identificar el acervo de relaciones sociales en México que permitan resolver problemas compartidos y establecer un sistema de protección entre los ciudadanos.

La encuesta se realizó en un total de 2.100 hogares, distribuidos en partes iguales en zonas urbanas de las regiones norte, centro-occidente y sur-sureste del país,

Los investigadores del PNUD revelaron además que casi la mitad de la población entrevistada (48,5 por ciento) opina que actualmente la gente se ayuda menos entre sí que antes.

La razón de ello sería la falta de recursos económicos (42,3 por ciento), falta de comunicación (22,6 por ciento) e inseguridad (13,2 por ciento).

En los casos en que las personas se ayudan entre sí, los encuestados contestaron que lo hacen porque perciben confianza (40,8 por ciento) y apoyo mutuo (18,5 por ciento).

Entre los resultados llama la atención el hecho de que aunque la gran mayoría de la gente piensa que vale la pena cumplir la ley (84,1 por ciento), el 60 por ciento se muestra dispuesta a ir en contra de ella cuando piensa que tiene la razón sobre algún tema.

Ello puede deberse al hecho de que el 73 por ciento de las personas percibe que las normas no protegen a todos por igual en México.

En materia de participación en asociaciones civiles, las cifras no son más halagüeñas. "Sólo un bajo número de personas (24 por ciento) pertenece a una organización", destacó el PNUD.

Los mexicanos que participan en ellas lo hacen por sentirse bien, beneficiar a la comunidad y mejorar las condiciones de vida, aunque suelen integrar asociaciones que agrupan a otras personas con características socio-económicas similares (64,6 por ciento), a pesar de que tengan ideas políticas diferentes.

Sin embargo, el sondeo muestra que el 17,2 por ciento de los mexicanos se ha organizado alguna vez con sus vecinos para solicitar la atención a un problema, y el 21,7 por ciento se ha unido para resolver algún asunto principal de su comunidad.