"Estamos viendo cómo les va aquí con esas medidas", añadió Macías Hernández, de visita en el país sudamericano junto al especialista del Instituto Nacional de Enfermedades Respiratorias (INER). de México, José Luis Sandoval Gutiérrez.
Buenos Aires, Argentina.- La Organización Panamericana de la Salud (OPS) invitó a epidemiólogos mexicanos a evaluar en Argentina el impacto de la influenza humana para prevenir la situación que puede vivir México en el próximo invierno.

El jefe de Infecciones del Instituto Nacional de Nutrición (INN), Alejandro Macías Hernández, dijo que "la OPS nos invitó para ver en qué podíamos ayudar y también para estudiar lo que puede ocurrir en México en el próximo invierno".

Explicó que en su país "no podemos echar las campanas al vuelo", ya que se prevé una segunda etapa crítica de la pandemia y por eso hay que mantener las campañas de prevención y reorganizar los sistemas de salud".

"Estamos viendo cómo les va aquí con esas medidas", añadió Macías Hernández, de visita en el país sudamericano junto al especialista del Instituto Nacional de Enfermedades Respiratorias (INER). de México, José Luis Sandoval Gutiérrez.

El jefe del INN dijo también que es necesario reestructurar los sistemas de terapia intensiva, así como aumentar la capacidad de los respiradores artificiales, garantizar reservas suficientes de antivirales y coordinar los diagnósticos.

El funcionario y su colega del INER llegaron a Buenos Aires hace una semana, justo cuando estaba por estallar el momento más difícil de una pandemia, que ya mató en Argentina a 44 personas, mientras que otras dos mil 800 están contagiadas.

Macías Hernández señaló que el clima que hay ahora en ese país, por el invierno austral, es muy similar al que sufrió México en abril pasado, cuando se agotaron los tapabocas y el alcohol en gel, y parte de la población entró en pánico a causa del virus A H1N1.

"La primera diferencia es que, acá, un grupo muy afectado ha sido

el de las mujeres embarazadas, lo cual no ocurrió en México porque

allá un sector poblacional muy perjudicado fue el de los jóvenes", recordó el funcionario.

Advirtió que "hay que tomar en cuenta que Argentina no puede tomar las mismas medidas de restricción social que se aplicaron en México" porque allá la pandemia se sufrió en la recta final del invierno.

"En cambio, aquí (en Argentina) el invierno recién empieza, así que no se sabe qué va a pasar, las medidas de contingencia no pueden ser las mismas porque faltan seis semanas de frío", afirmó.

Por otra parte, añadió el experto, Argentina tuvo la ventaja de ver la experiencia mexicana, lo que permitió a las autoridades locales preparar su sistema de salud para enfrentar la epidemia.

"Es cierto que lo que pudo haber hecho falta es una mejor comunicación, porque en los medios oyes a expertos de todo tipo que se contradicen", expresó.

Pese a las críticas recibidas por el gobierno de Cristina Fernández ante una supuesta manipulación en el número de enfermos, el epidemiólogo aseguró que, en sus análisis de la crisis, "no vi ningún afán para esconder casos, ni a los enfermos".

Macías Hernández consideró que, en todo caso, "los cuestionamientos son inevitables, ya nos pasó también en México", consideró.

Hasta ayer el número de muertos en ese país sudamericano era de 55, aunque algunas ONG estimaban que la cifra era superior.

Cabe recordar que México sufrió discriminación por parte de Argentina al darse a conocer el brote de influenza humana. El gobierno de Cristina Fernández ordenó que se cancelaran todos los viajes de entrada y salida hacia su país.