"Creo que vamos paso a paso, no a la velocidad que nos gustaría, pero ahí vamos", reconoció El Vasco Aguirre. "Tenemos que mejorar los aspectos que nos fallaron, pero nuestra meta era empezar ganando y lo logramos".
Houston, EU.- México, uno de los favoritos para conquistar la décima Copa de Oro, intentará mañana ante Panamá mejorar la imagen que dejó en el debut en el grupo C, cuando tuvo un pobre desempeño frente a Nicaragua.

El "Tri" venció 2-0 al plantel nicaragüense, pero no convenció en la apertura del certamen e incluso salió favorecido por un penal que nunca existió.

El técnico Javier Aguirre sabe que el equipo necesita mayor contundencia en la cancha para alcanzar la Copa de Oro, su objetivo personal y el de millones de mexicanos, aunque no pueda apartar de la mente las eliminatorias mundialistas, en las que la escuadra aparece en cuarto lugar, precedida de Costa Rica, Estados Unidos y Honduras.

"Creo que vamos paso a paso, no a la velocidad que nos gustaría, pero ahí vamos", reconoció El Vasco Aguirre. "Tenemos que mejorar los aspectos que nos fallaron, pero nuestra meta era empezar ganando y lo logramos".

Aguirre también enfrenta la disyuntiva de enviar a la cancha a Carlos Vela, quien sufrió un esquince en la pierna derecha a los 11 minutos de iniciado el choque frente a Nicaragua.

"Es un jugador importante en el grupo", reconoció Aguirre. "Se ha recuperado muy bien con el tratamiento de fisioterapia y ya se incorporó al trabajo físico".

Panamá salió "decepcionado" de su derrota 2-1 ante Guadalupe y ahora espera revertir la situación, aunque para concretarla tendrá que vérselas con México, uno de los equipos de mayor nivel técnico de la región.

"La mentalidad es salir a sacar un buen resultado y los jugadores están mentalizados en ese objetivo", afirmó el DT panameño Gary Stempel. "Ese partido puede definir nuestro futuro en la Copa y vamos a luchar por lograr algo bueno".

En el otro compromiso de mañana en el grupo C rivalizarán el sorprendente Guadalupe y Nicaragua.

Guadalupe fue la sorpresa hace dos años al derrotar a Honduras en cuartos de final y avanzar hasta la ronda semifinalista del certamen.

Inició la presente edición con un triunfo inobjetable ante Panamá, en un desafío en el que mostró un juego bien estructurado y rapidez en los desplazamientos.

Nicaragua siente la presión por el revés ante México, pero afirma que los jugadores y el cuerpo técnico están optimistas para el compromiso con Guadalupe.

"En el equipo se respira optimismo después del partido contra México, que prácticamente les levantó la moral", aseguró Julio Rocha, presidente de la Federación Nicaragüense (Fenifut).

Rocha aseguró que para esta escuadra, debutante en Copas de Oro, pasó lo más difícil: "Ya se quemaron los nervios y adquirieron confianza. Esperemos que el entusiasmo siga y se mantenga esa dinámica ante Guadalupe y Panamá".