Notimex
Aumentará aranceles a casi 90 productos provenientes de ese país
México.- El gobierno de México tomará medidas comerciales de represalia contra Estados Unidos por el incumplimiento en materia de transporte bajo el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), informó el secretario de Economía, Gerardo Ruiz Mateos.

Al calificar la cancelación del proyecto demostrativo por parte de Estados Unidos como una medida proteccionista y equivocada, dijo que se aumentarán los aranceles a cerca de 90 productos industriales y agrícolas de 40 estados de la Unión Americana, los cuales tuvieron un valor de mercado de dos mil 400 millones de dólares durante 2007.

"Las represalias son el costo que va a tener que pagar Estados Unidos por no cumplir con sus compromisos bajo las reglas del Tratado de Libre Comercio de América del Norte", subrayó en conferencia de prensa.

La medida tomada por Estados Unidos "es equivocada, proteccionista y claramente violatoria al Tratado", ya que por proteger a sus transportistas ha decidido afectar la competitividad de México y de los países de la región, impactando a muchos sectores productivos, argumentó.

El pasado 11 de marzo, el Senado de Estados Unidos, a través de su presupuesto 2009, canceló el proyecto demostrativo al prohibir que se le asignen recursos para su funcionamiento, bajo el argumento de que los camiones mexicanos no cumplen con sus reglas de seguridad.

"En estos momentos de crisis económica debemos evitar a toda costa el proteccionismo; la decisión de Estados Unidos va en sentido contrario y manda una señal negativa a México y el resto del mundo", resaltó.

El funcionario federal confió en que se llegará a un acuerdo con el gobierno estadounidense y agregó que en los próximos días se publicarán en el Diario Oficial de la Federación los productos a los que se le aumentará el arancel.

Entre los criterios bajo los cuales se seleccionaron los productos están que en la medida de lo posible no sean insumos que afecten las cadenas productivas mexicanas, para no impactar el precio del bien final, así como que no repercutan los costos de la canasta básica.

Ruiz Mateos argumentó que con la aplicación de estas medidas de represalia se buscará preservar la integridad del TLCAN, además de hacer cumplir una obligación que significa mejorar la competencia y la competitividad de los países de la región.

En la actualidad, 70 por ciento de las mercancías que se comercian entre México y Estados Unidos se transporta por carretera, y durante la aplicación del proyecto se realizaron más de 46 mil cruces.

La consecuencia de cancelar el proyecto demostrativo será el aumento en el costo de transportación, retraso en los tiempos de entrega, impacto al medio ambiente y una pérdida de competitividad.

Al aclarar que tener diferencias comerciales es algo que puede ocurrir en las relaciones bilaterales, el funcionario dijo que "el gobierno de México ha decidido mantener el proyecto demostrativo del lado mexicano".

Como partedel acuerdo comercial entre México y Estados Unidos se acordó abrir los estados fronterizos a la transportación en diciembre de 1995, a todo el territorio a partir de enero de 2000, pero el gobierno estadounidense no llevó a cabo la apertura desde entonces con el argumento de cuestiones de seguridad.

Ante tal negativa, las autoridades mexicanas solicitaron a un panel de Solución de Controversias resolver tal problemática, del que obtuvo un fallo favorable.

Una solución inicial fue el proyecto demostrativo que inició en septiembre de 2007 con una duración de un año. Para agosto de 2008 se acordó extender el proyecto dos años más debido al buen desempeño de los transportistas mexicanos, pero el 11 de marzo el Senado de ese país lo canceló al prohibir la asignación de recursos.