NOTIMEX
Ciudad del Vaticano.- El Vaticano impulsa una serie de proyectos de cine en México como plataforma para llegar a la gran industria de Hollywood, históricamente dominada por judíos y fuertemente anticatólica.
"Se busca penetrar esta realidad cinematográfica, es la idea de fondo, por la urgencia que tenemos de confrontarnos con mundos que no necesariamente creen en los grandes valores", dijo a Notimex el presidente del Pontificio Consejo para la Cultura, Gianfranco Ravasi.

Ravasi presentó esta semana varias iniciativas relacionadas con el séptimo arte, cuyo eje central es el Centro Superior de Producción Cinematográfica 'Filmar lo inefable', con sede en Guadalajara.

Se trata de un curso para directores jóvenes, impartido en alianza con la New York Film Academy (NYFA), un concurso para productores de cortometrajes y una maestría en cine que se dictará en Los Angeles en colaboración con Estudios Universal.

Ravasi explicó que El Vaticano ha elegido al cine para iniciar un diálogo con horizontes 'particularmente vivaces', un vínculo con terrenos 'fértiles y efervescentes' y México forma parte de estas culturas particulares.

'Por lo tanto no es una elección casual, se busca encontrar un mundo nuevo, más fresco y creo que la NYFA de Estados Unidos se interesó en esta propuesta justamente porque se trata de México y América Latina', agregó.

El conocido ministro de la Cultura de la Sede Apostólica destacó la dimensión 'anti-institucional' y de 'cierta repulsión' por el mundo católico de asociaciones como la Academia de las Ciencias y las Artes, que otorga cada año los premios Oscar.

En el pasado existieron polémicas religiosas en torno a estos reconocimientos, incluso se llegó a señalar que los jueces son marcadamente pro-judíos, por multipremiar a películas como 'La lista de Schindler', relato de la persecución nazi.

Steven Spielberg, director muchas veces reconocido con dicha presea es de origen hebreo; en contraparte filmes como 'La Pasión de Cristo' de Mel Gibson, pasaron casi inadvertidos en la máxima gala de Hollywood.

Sobre estas polémicas Ravasi señaló que el interés del proyecto cinematográfico nacido en Guadalajara es 'ir (a la meca del cine) y encontrar con ellos 'el terreno común', porque 'se trata de filmar lo inefable, no de filmar las realidades religiosas'.

México, sostuvo, ocupa un lugar estratégico por ser una cultura 'con un color y un calor mucho más marcado de lo que ocurre en el gris, muchas veces Europa pese a su grandeza pasada ahora se ve un tanto cansada'.

'Realidades como la de ese país pueden dar un golpe de timón a un mundo un tanto somnoliento, porque ellas ponen preguntas que los europeos no nos cuestionamos más'.

'Partimos con el cine, pero esperemos hacer otras cosas, tener un diálogo incluso en otros ámbitos, sectores como el arte popular, ver qué provocaciones puede ofrecer la cultura mexicana', concluyó.