México, urgido de escalar en la clasificación al Mundial de Sudáfrica 2010, recibirá a los estadounidenses en el Estadio Azteca, El Salvador visitará a los trinitenses en Puerto España y Honduras se las verá con Costa Rica en San Pedro Sula bajo en tenso ambiente político, tras el derrocamiento del presidente Manuel Zelaya.
Madrid, España.- Las selecciones de México y Estados Unidos se enfrentarán este miércoles en un partido con visos de revancha de la sexta jornada del hexagonal de las eliminatorias de la Concacaf, que también incluirá los cruciales compromisos Honduras-Costa Rica y Trinidad y Tobago-El Salvador.

México, urgido de escalar en la clasificación al Mundial de Sudáfrica 2010, recibirá a los estadounidenses en el Estadio Azteca, El Salvador visitará a los trinitenses en Puerto España y Honduras se las verá con Costa Rica en San Pedro Sula bajo en tenso ambiente político, tras el derrocamiento del presidente Manuel Zelaya.

Al cabo de cinco de las diez jornadas del hexagonal final, Costa Rica se sitúa en la cima con 12 puntos, seguida por Estados Unidos (10), Honduras (7), México (6), El Salvador (5) y Trinidad y Tobago (2).

Los tres primeros equipos de la serie de la Concacaf se clasificarán al Mundial, mientras que el cuarto disputará una repesca ante la quinta selección de las eliminatorias sudamericanas, puesto que de momento ostenta Ecuador.

El conjunto mexicano, dirigido por Javier Aguirre, afrontará el partido del miércoles con la moral arriba tras su reciente título en la Copa Oro de la Concacaf, en cuya final vapuleó (5-0) a la anfitriona selección estadounidense, que presentó en ese torneo una formación distinta de la que brilló en la Copa Confederaciones.

Estados Unidos, bajo la conducción de Bob Bradley, querrá ajustar las cuentas tras la humillación en la Copa Oro, mientras que México buscará tomarse la revancha luego de la derrota (0-2) que sufrió ante ese mismo adversario en febrero pasado en el hexagonal final, ascender en la clasificación y dirimir la hegemonía en la región.

México disputará el 'clásico de la Concacaf' con el grueso de plantilla que ganó la Copa Oro y parece haber enderezado el paso, incluido el delantero Giovani dos Santos, del Tottenham de Inglaterra, y sumará al cañonero Cuauhtémoc Blanco, del Chicago Fire estadounidense.

Aguirre no contará con el defensor y capitán Rafael Márquez, quien se lesionó recientemente en la gira que su equipo, el Barcelona de España, lleva a cabo por varias ciudades de Estados Unidos, mientras que Andrés Guardado, del Deportivo La Coruña, está en duda tras golpearse en una rodilla.

La selección de Estados Unidos prometió concentrarse en sus puntos fuertes y no tanto en los 2.250 metros sobre el nivel a que se ubica Ciudad de México, ni en el evidente ascenso futbolístico que experimenta el conjunto dirigido por Aguirre.

El equipo estadounidense se presentará en el Azteca con figuras de alto vuelo como los cañoneros Landon Donovan y Jozy Altidore, el centrocampista Michael Bradley, hijo del seleccionador, y el defensor y capitán Carlos Bocanegra.

Bradley también convocó al centrocampista José Torres, nacido en Estados Unidos de padre mexicano y jugador del Pachuca, pero excluyó a Frankie Hejduk y DaMarcus Beasley, dos de sus hombres de confianza.

Costa Rica, bajo la conducción de Rodrigo Kenton, buscará revertir la mala presentación en la Copa Oro y mantener la punta en el hexagonal cuando visite a Honduras, del entrenador colombiano Reinaldo Rueda, en medio de un tenso entorno político tras el derrocamiento de Zelaya, el pasado 28 de junio.

El equipo costarricense llegará a San Pedro Sula acompañado por agentes de seguridad del Gobierno de su país, según la Federación de Fútbol de Costa Rica.

Más allá de la situación política, el conjunto que dirige Rueda buscará triunfar para mantenerse en la 'zona de clasificación' a Sudáfrica 2010 y borrar el pobre desempeño en la Copa Oro.

Costa Rica tratará de sacar un buen resultado en San Pedro Sula para seguir galopando en el hexagonal y recibir con ventaja en la siguiente jornada a México, el 5 de septiembre en San José.

El partido en Puerto España entre Trinidad y Tobago, del entrenador Russell Latapy, y El Salvador será clave para ambas selecciones, que en la séptima jornada visitarán, respectivamente, a Honduras y Estados Unidos.

La formación salvadoreña, del entrenador mexicano Carlos de los Cobos y que viene de perder (1-2) con Colombia en un amistoso que se disputó el viernes pasado en Houston (Texas), contará en Puerto España con varias de sus figuras, como Eliseo Quintanilla, del Ermis Aradippou de Chipre.

- Partidos de la sexta jornada del hexagonal de Concacaf:

12.08.09 México-Estados Unidos, en Ciudad de México

12.08.09 Honduras-Costa Rica, en San Pedro Sula

12.08.09 Trinidad y Tobago-El Salvador, en Puerto España.