Notimex
México.- México se mantiene como uno de los tres países con salarios más altos para ejecutivos en América Latina y se espera para el cierre de 2007 que el incremento sea, en promedio, de 0.9 por ciento por arriba de la inflación, informa la consultora Mercer.
Al dar a conocer la Encuesta de Remuneración Total 2007, destacó que hay una tendencia entre los corporativos en México de migrar sus paquetes de compensación a planes variables, según el desempeño de sus ejecutivos, por lo que el incremento en salario bruto no es el único elemento diferenciador en la competitividad del mercado laboral

"El auto asignado, por ejemplo, sigue siendo una herramienta muy poderosa de atracción y retención de ejecutivos. Esta prevalencia en directores generales es de 85 por ciento en vehículos con un costo alrededor de los 456 mil 45 pesos, y en gerentes, 79 por ciento con autos de 256 mil pesos.

"Tanto mantenimiento, como gasolina, impuestos y seguros son cubiertos en la mayoría de los casos", expuso en un comunicado el proveedora mundial de servicios de consultoría, outsorcing e inversiones.

Señala que la mezcla de compensación total es la suma del salario base, los pagos garantizados, pagos variables, incentivos a largo plazo y los beneficios, y "existe una fuerte presión" de los accionistas por la implementación de ese tipo de esquemas de compensación a corto y largo plazo.

De acuerdo con el estudio, se observó que en todos los niveles el sueldo representa entre 56 y 60 por ciento, mientras que los beneficios representan para un director general 6.0 por ciento, gerentes 12 por ciento, en personal de ventas 16 por ciento y en operativos 14 por ciento.

El "bono de desempeño" tiene una prevalencia de 83 por ciento para los niveles de dirección general, mientras que se ha identificado un incremento de estos planes para personal administrativo.

"Sin duda, México está en un nivel de competitividad alto con respecto a otros países de América Latina como son Brasil y Chile".

Mercer aplicó la encuesta en 250 empresas, de las cuales, 80 por ciento se localiza en la Ciudad de México y Zona Metropolitana, mientras que el restante 20 por ciento se sitúa en Monterrey, Guadalajara y Querétaro.

Entre los sectores que participaron en un mayor porcentaje dentro de la muestra se encuentran bienes de consumo, servicios, farmacéutica y química, autopartes, y servicios y materiales de construcción.