México está negociando con Cuba una agenda bilateral "integral", sin excluir ningún tema, incluidos derechos humanos y libertad de expresión, con el objeto de mejorar las relaciones diplomáticas entre ambos países, informó este lunes la canciller Patricia Espinosa.

México, D.F..- "Estamos trabajando en un acercamiento. La agenda es una agenda integral, no está excluido absolutamente ningún tema", afirmó Espinosa en una entrevista con la cadena Televisa, al ser cuestionada si se estaban dejando de lado las violaciones de los derechos humanos y la libertad de expresión.

La secretaria de Relaciones Exteriores dijo que en las negociaciones se busca "tener un entendimiento, un acercamiento, tener una agenda bilateral que nos permita construir en beneficio de las poblaciones de los dos países".

"Estamos trabajando en términos de buscar una agenda que incorpore absolutamente todos los temas que han sido parte y que son parte, no solamente de la relación de México con Cuba, sino de la relación con todos los países del mundo, y de la agencia internacional en general", insistió.

Las relaciones entre México y Cuba empezaron a tensarse a finales del año 2000, tras la llegada al poder del conservador Vicente Fox.

La peor crisis entre ambos países tuvo lugar en mayo de 2004, cuando el gobierno de Fox decidió retirar a su embajadora en Cuba y pidió la salida del representante diplomático cubano en México, aunque en 2005 volvieron a nombrarse embajadores.

Hace dos semanas el Senado mexicano aprobó la designación de Gabriel Jiménez Remus, ex embajador de México en España, como nuevo representante diplomático en Cuba.

"Tendremos muy pronto los nuevo embajadores tanto aquí en la Ciudad de México como en La Habana", señaló la canciller.