El Universal
El embajador, ratificado ya por el Senado de su país y quien como parte de su perfil es un experto en diagnóstico de zonas conflictivas, dijo que la visión que existe de México hoy es que, incluso, puede ser parte del G20, que pueden ser parte del liderazgo en materia económica y política en el mundo.
Guadalajara, Jalisco.- El embajador de Estados Unidos en México, Carlos Pascual, sostuvo que el país es de las naciones emergentes que pueden ser parte del liderazgo para el futuro, con lo que rechazó que sea un Estado fallido.

En entrevista en esta ciudad, a la que llegó el domingo pasado junto con el presidente de Estados Unidos, Barack Obama, el diplomático indicó que se está frente a una nueva etapa en la relación bilateral en la que se comparten retos comunes, pero sobre todo objetivos, como lograr una competitividad que les permita a ambas naciones en un mundo globalizado estar a la par de bloques como la Unión Europea.

El embajador, ratificado ya por el Senado de su país y quien como parte de su perfil es un experto en diagnóstico de zonas conflictivas, dijo que la visión que existe de México hoy es que, incluso, puede ser parte del G20, que pueden ser parte del liderazgo en materia económica y política en el mundo.

Sobre el poder del cártel de la droga, Pascual señaló que hoy el fenómeno debe ser visto como un problema hemisférico desde Sudamérica hasta Canadá, y la estrategia debe ser con esa visión.

Reconoció que el narcotráfico y las operaciones del crimen organizado han golpeado a México y a Estados Unidos.

"Ésta se va a empeorar si no lo controlamos".

Sin embargo, dijo que hay una estrategia a corto y largo plazo para hacer frente a estas organizaciones que son una amenaza para ambos lados de la frontera.

En materia migratoria, el diplomático dijo que el mensaje del presidente Obama en la Cumbre de líderes de América del Norte fue claro, y "no hay opción de ir para atrás" se planteará la reforma para el próximo año, aunque el calendario político sea complicado.