El jugador de México Ricardo Osoria (i), el arquero Oscar Perez y Francisco Rodriguez (d) celebran su victoria ante Francia 2-0 ayer tras el partido del grupo A de la Copa del Mundo Sudáfrica 2010 en el estadio Peter Mokaba en Polokwane, Sudáfrica. Foto EFE/Vanguardia
Johannesburgo, Sudáfrica.- Las suspicacias estarán presentes porque un empate mantiene con vida a ambos en el Mundial, pero desde el cuartel mexicano se asegura que ante Uruguay se saldrá a ganar. "El premio de una victoria? Evitar a la temida Argentina en octavos de final de Sudáfrica 2010.
"¿Que el empate a los dos nos sirve? Nosotros vamos a salir a ganar como lo hacemos siempre. Es importante el primer lugar del grupo y además, para este cuerpo técnico y este grupo de jugadores no existen las especulaciones", sentó posición Guillermo Franco tras el 2-0 sobre Francia en Polokwane, el jueves.

Ese resultado dejó al "Tri" igualado en cuatro puntos con Uruguay, su rival del martes en la última fecha del Grupo A. Como los "bleus" y la anfitriona Sudáfrica suman apenas una unidad y se miden entre sí, un empate en Rustenburgo entre mexicanos y uruguayos significará el pasaporte automático de ambos.

Pero claro, a los mexicanos no les da lo mismo enfrentar a Argentina -una especie de "bestia negra" para el "Tri", que lo eliminó precisamente en octavos en Alemania 2006- que a Corea del Sur, Grecia o Nigeria.

Y aparentemente a los uruguayos tampoco: periodistas de esa nacionalidad rogaban en Polokwane que México no convirtiera a Francia un tercer gol que lo hubiera dejado con la ventaja del empate para el partido ante la celeste.

"No hicimos nada aún, nos faltan 90 minutos para cumplir con el primer objetivo, que es pasar de ronda. Ojalá que ante Uruguay seamos capaces de volver a imponer nuestro estilo, volver a luchar, volver a ganar", afirmó Javier Aguirre.

El seleccionador mexicano aseguró que en el vestuario, tras la impactante victoria sobre Francia, reinó la tranquilidad, sin espacios para la euforia excesiva. "En el fútbol lo que sucede hoy queda aquí, mañana es otra historia. Puede haber un resultado abultado entre Sudáfrica y Francia que nos complique; no tenemos nada asegurado con Uruguay, así que tenemos que estar humildes, estar serios, estar tranquilos, tantos en la victoria como en la derrota".

De acuerdo a lo observado en Sudáfrica 2010, el México de Aguirre es un equipo que busca ir al frente siempre y aunque a veces, como contra Francia, se para en busca del contraataque, su obsesión es llegar al gol jugando con la pelota al ras del piso y con juego de conjunto.

"Tenemos nuestro estilo, por eso saldremos a tratar de ganar el partido con Uruguay y luego veremos cómo se da", matizó el delantero Franco. Tampoco la idea será arriesgar demás, porque más vale el "pájaro en mano" de la clasificación que "cien volando" por evitar a Argentina y al final de cuentas quedar fuera de octavos.

De todas formas, el discurso de la mayoría de sus compañeros es claro: el objetivo es ganar la zona, para luego ir a jugar Port Elizabeth con el segundo del Grupo B, una llave a priori bastante más accesible para el "Tri" que el desafío que supone Argentina, presumible primera en esa llave.

"Todavía no estamos clasificados, así que tenemos que ir por los tres puntos", señaló Cuauhtémoc Blanco, autor de penal del segundo gol ante Francia. "Debemos estar tranquilos para buscar el primer lugar del grupo", dijo a su vez el mediocampista Gerardo Torrado.

"El empate a ellos -los uruguayos- les conviene, a nosotros no tanto", sostiene el portero Oscar Pérez e insiste: "Nos queda un partido que nos toca ganar".

¿Mejor evitar a Argentina? El arquero responde con diplomacia: "Si quieres llegar a la final tienes que ganar al que se presente". Su sonrisa, sin embargo, denota el pensamiento de todos en el seno del "Tri": mejor evitar a Lionel Messi, Diego Maradona y compañía.