Foto: Vanguardia/ Archivo
El Universal
El director del departamento de mercados monetarios del FMI, José Viñals, dijo que México es una economía que tiene buena base de fundamentales macroeconómicos, con un sistema bancario sólido, además está en un proceso de reformas estructurales
México.- México es un ejemplo de cómo se debe capear el actual entorno de volatilidad financiera que ha provocado la normalización de la política monetaria en Estados Unidos, aseguró el Fondo Monetario Internacional (FMI).

Al presentar el reporte sobre la Estabilidad Financiera Mundial, el director del departamento de mercados monetarios del FMI, José Viñals, dijo que hoy el gran reto global es salir sin tropiezos de esta normalización en la política monetaria estadounidense, pues de lo contrario hay mercados que podrían enfrentar riesgos considerables.

A pregunta expresa de EL UNIVERSAL, sobre la posición de México en este contexto, el representante del FMI destacó que se trata de una de las economías mejor preparadas para enfrentar este entorno.

"México es una economía que tiene buena base de fundamentales macroeconómicos, con un sistema bancario sólido. Además está en un proceso de reformas estructurales que son muy importantes para realzar el potencial de crecimiento económico y para reforzar la confianza de los inversionistas nacionales y extranjeros.

"Esto es muy importante, es un ejemplo específico de cómo una buena base fundamental puede ayudar a los países a capear la tormenta, lo cual es necesario en este escenario de salida sin tropiezos", afirmó el directivo.

En contraste, dijo que hay algunos mercados emergentes con una posición menos favorable para enfrentar esta normalización en la política monetaria estadounidense, por lo que es necesario que refuercen y se preparen.

Entre las economías emergentes que tendrán que hacer mayores esfuerzos para evitar un choque por este entorno, es Brasil, dijo.