Nueva York, EU.- Las selecciones de México y Estados Unidos jugarán un amistoso el 6 de febrero en Houston, según anunció hoy la Federación Estadounidense de Fútbol (US Soccer).
El choque será el último amistoso entre sí antes del comienzo en junio de las eliminatorias hacia el Mundial de Sudáfrica 2010.

Los dos equipos tenían previsto disputar un amistoso el 9 de septiembre en el estadio Azteca de Ciudad de México, que se suspendió por problemas con la transmisión televisiva para Estados Unidos.

El último choque entre estadounidenses y mexicanos fue la final de la Copa de Oro de la Concacaf, el 24 de junio en Chicago. Aquel día Estados Unidos renovó su título del área al derrotar por 2-1 a los mexicanos.

Los estadounidenses le tienen tomada la medida a México en los últimos años cuando juegan como locales. Desde 2000, los nueve enfrentamientos al norte de la frontera se saldaron con ocho triunfos locales y un empate. En esos encuentros Estados Unidos marcó quince goles, por sólo uno de México.

"México siempre es un desafío, y todos sabemos que éste es un partido que motiva a cada uno de los implicados", aseguró el entrenador estadounidense, Ben Bradley.

Para el choque en Houston, US Soccer anunció que venderá las entradas divididas en tres partes iguales: una para los hinchas estadounidenses, otra para los mexicanos y otra tercera que se repartirá en las taquillas del estadio Reliant.