El Universal
La primera dama estadounidense descendió del Air Force One en bermudas, camiseta y lentes de sol. El ''moderno'' atuendo ha creado la polémica en todos los círculos sociales, por el código de vestimenta de la temporada
El verano es momento perfecto para lucir las piernas. O al menos, es lo que pasa por la mente de muchas personas al momento de pensar en la estación del año más calurosa. Para la esposa del presidente Barack Obama, es también de la misma manera.

Las querellas políticas  pueden quedarse atrás, cuando se baja del avión presidencial en atuendo bastante moderno, o bien, apenas pueden empezar. El diario Huffington Post alza la mano para preguntarle al mundo ¿Michelle Obama hace bien en mostrar sus piernas?

Hasta el momento, la votación está a favor de la respuesta que quizá mejor le viene: ''Absolutamente, ella es muy moderna''. Las otras respuestas son: ''No. Es inapropiado para una primera dama''. La tercera dice:''No es el fin del mundo, pero quizá podría ponerse unas bermudas más largas en otra ocasión''

Tal vez no sea la primera dama en hacerlo, pues la esposa del presidente galo, Nicolás Sarkozy, salió hace un par de días a la playa luciendo bikini, sin perder la elegancia durante las vacaciones.