La actriz estadounidense Michelle Rodríguez, parte de la serie "Lost", podría volver a la cárcel por haber violado de nuevo los términos de la libertad condicional impuesta tras su detención por conducir ebria, según la fiscalía, informaron hoy medios locales.
Washington.- Rodríguez compareció el viernes ante un tribunal de Los Angeles para analizar los 30 días de servicio comunitario que le habían sido ordenados a hacer en el marco de su libertad condicional, según informa la edición digital TheCelebrityTruth.

El juez Daviann L. Mitchell le dijo a Rodríguez que no estaba "impresionado" con su calendario de servicio comunitario.

Por su parte, el fiscal Frank Mateljan señaló a la prensa que Rodríguez no ha podido demostrar el cumplimiento de su libertad condicional, por lo que podría volver a la cárcel.

En ese caso, la actriz afrontaría entre 477 y 537 días en prisión y una multa de 2.000 dólares.

De momento, el juez Mitchell accedió a la petición del abogado de Rodríguez, Richard Beale, de citar a dos policías como testigos de que su cliente ha realizado los servicios comunitarios.

También fijó una audiencia para el próximo 12 de octubre y ordenó a Rodríguez a trabajar durante 30 días en el mantenimiento de carreteras con el argumento de que tampoco ha completado el programa de rehabilitación para alcohólicos.

La libertad condicional de Rodríguez forma parte de dos detenciones en 2003 por conducir bajo la influencia de alcohol y con una licencia expirada en Hollywood.

En diciembre de 2005, Rodríguez, junto a su compañera en la serie Cynthia Watros, de 37 años, fue detenida de nuevo por conducir bajo los efectos del alcohol en Honolulu (Hawai). Su libertad condicional queda extendida hasta junio de 2009.