El despliegue eleva a unos 8.000 efectivos la actual presencia de fuerzas federales en esa región del oeste de México, como respuesta a una serie de ataques atribuidos al cártel de La Familia, que han dejado 17 policías y dos militares muertos desde el sábado.
Ciudad de México.- El gobierno mexicano comenzó en las últimas horas a montar un cerco contra el narcotráfico en el estado de Michoacán, al enviar como refuerzo 5.500 militares y policías, apoyados con helicópteros Black Hawk como los usados en Irak.

"A partir de esta fecha, el esquema operativo será reforzado de manera coordinada con la participación de las secretarías de Seguridad Pública, de Defensa Nacional y Marina, así como de la Procuraduría General de la República", informó el secretario (ministro) de Gobernación, Fernando Gómez Mont.

El gobierno anunció el envío de 1.500 policías federales, 2.500 efectivos del Ejército y 1.500 de la Marina.

El presidente Felipe Calderón inició el 11 de diciembre de 2006 en Michoacán, su estado natal, los operativos militares de su gobierno contra el narcotráfico, diez días después de asumir.

En ese momento envió más de 5.000 efectivos federales. No se tiene una cifra exacta de cuántos permanecen en la zona, pero se mencionan cálculos que van de 2.300 a 2.800, con lo cual el despliegue triplicaría la presencia actual.

Desde el sábado se vive tensión en México por la ofensiva que lanzó el cártel de La Familia contra la Policía Federal, atribuida a la captura de su jefe operativo Arnoldo Rueda Medina, alias "La Minsa".

Gómez Mont dijo que el gobierno "ha golpeado con fuerza" las estructuras operativas y financieras de grupos del crimen organizado y que por eso "durante los últimos días se registraron diversos ataques".

El reforzamiento de la seguridad se hace después de que un hombre que se identificó como Servando Gómez Martínez, un presunto jefe de La Familia, pidiera, en una llamada telefónica hecha al aire en un canal de televisión, un pacto con el gobierno, lo que fue rechazado de inmediato por las autoridades.