Raúl V. Ortiz
De nuevo, el transporte público pone en peligro la vida de una persona que fue rescatada por la Cruz Roja.
Un impresionante accidente automovilístico se registró la mañana de ayer, cuando el chofer de una ruta 2A impactó de frente al conductor de una camioneta Datsun.
Fue por el Periférico Luis Echeverría Alvarez, cerca de la colonia Satélite sur, donde se registró el encontronazo entre el camión de pasajeros y una camioneta Datsun 2005 con redilas, propiedad de una empresa repartidora.

El pavimento mojado y la imprudencia del chofer ocasionaron que el conductor de la camioneta terminara prensado dentro de su unidad.

Con este caso son casi veinte las personas lesionadas y una muerta en lo que va del año a causa del transporte público, después las declaraciones del Alcalde Fernando de las Fuentes sobre que "no le puede poner niñera a cada chofer para tener controlado el transporte urbano".

Lo anterior a raíz de los incumplimientos de los concesionarios y choferes, así como accidentes fatales que han ocasionado.

Periférico fatal

Alrededor de las 7:30 de la mañana, el conductor de la Datsun, de nombre Miguel Rivera Villa, de 21 años de edad y con domicilio en la calle Andrómeda de la colonia Las Torres, circulaba de poniente a oriente por el Periférico y al llegar al cruce con la calle Magdaleno fue impactado por la combi.

El cumbiero, que circulaba de oriente a poniente por la misma vía, intentó introducirse a la colonia Satélite Sur sin precaución alguna, por lo que ocasionó el encontronazo que dejó prensado a Miguel.

Acto seguido, el `chafirete' emprendió la graciosa huída para evitar enfrentar a la justicia. Varios vecinos consternados avisaron a emergencias 066 y unos minutos después paramédicos del cuerpo de Bomberos y Técnicos en urgencias médicas de Cruz Roja maniobraron en equipo para liberar al conductor, con la ayuda del equipo hidráulico.

Tras una batalla de más de 20 minutos y ante el frío que se sentía por la mañana, por fin "las quijadas de la vida" cumplieron con su labor y fue así que, en calidad de grave, la ambulancia de Cruz Roja traslado al repartidor hacia un nosocomio privado.

Tras el choque, Miguel presentó traumatismo craneoencefálico severo, así como fuertes golpes en hombro y clavícula que ponían en riesgo su vida.
Además un hombre de 54 años, que responde al nombre de Rolando Orzúa, resultó lesionado con diversos golpes en el cuerpo.

Del chofer que escapó del lugar, se pudieron obtener sus generales, gracias al tarjetón de circulación: número económico 86, responde al nombre de Rubén Medina Juárez quien ya era buscado por la policía para que respondiera por el delito de lesiones culposas.