Redacción
Denver.- Para finales cardiacos, el que vivió Denver anoche. Sus Broncos doblaron a los Acereros de la manera más dramática posible; con el reloj en ceros y un gol de campo de 48 yardas de Jason Elam.
El apretado triunfo por 31-28, se dio en el juego que cerró la jornada dominical de la NFL.

Elam de esta manera definió un encuentro que tuvo varias fases bien marcadas, en las que primero dominaron los visitantes para que después el cuadro de casa tomara el control y una ventaja de 14 puntos, que Acereros borró en el último cuarto y cerca estuvo de forzar la disputa del tiempo extra.

El triunfo permite a Broncos emparejar su record a tres partidos ganados a cambio de tres perdidos, mientras el descalabro provocó que la marca de los Acereros cayera a 4-2.

El jugador más destacado por Broncos fue su mariscal de campo, Jay Cutler, quien completó 22 de sus 29 pases para una ganancia de 248 yardas, con tres engarces de anotación, aunque también sufrió un par de intercepciones.

Por Acereros, su mariscal de campo, Ben Roethlisberger, tuvo una buena actuación al conectar 24 de sus 35 pases para una ganancia de 290 yardas, con cuatro de estos pases para touchdown, pero también sufrió dos intercepciones.