Los Angeles, EU.- El director Oliver Stone, en pleno rodaje de la cinta "W", sobre el actual presidente estadounidense, George W. Bush, aseguró que la cinta, que definió como "una sátira", contará con "un elemento de humor".
En declaraciones al último número de la revista especializada Entertainment Weekly, el realizador, ganador de tres Oscar, dos como director (por "Platoon" y "Born on the Fourth of July"), y otro por el guión de "Midnight Express", dijo que la película será "una biografía con realismo mágico".

Josh Brolin y Elizabeth Banks interpretan a Bush y su esposa, Laura, respectivamente, mientras que James Cromwell y Ellen Burstyn, dan vida a los padres del actual inquilino de la Casa Blanca, George H.W y Barbara.

Los productores esperan que, si todo transcurre como está previsto, la película pueda llegar a las salas de cine en noviembre, mes en el que se celebrarán las elecciones presidenciales en Estados Unidos.

Stone desveló a la publicación que aún se está buscando a la persona ideal para interpretar a Dick Cheney, vicepresidente de EU.

"Estamos detrás de alguien muy interesante", dijo Stone, que negó el rumor de que Robert Duvall fuera a interpretar ese personaje.

El director de cintas como "Alexander" o "World Trade Center" también comentó la posibilidad de que el estreno de este filme vaya a resultar tan polémico o incluso más que cuando en su día estrenó "JFK" o "Nixon".

"Tiene que ser un material fresco. No sabemos demasiado acerca de Bush aún. Se han publicado algunos libros. Creo que 'Against All Enemies'-de Richard Clarke- era un gran comienzo para una investigación", apuntó Stone.

"Y leímos todos los libros de Bob Woodward, pero es muy ligero con Bush, muy ligero", continuó.

"Stanley Weiser (co-guionista de la cinta) leyó 17 libros sobre Bush. Trabajó duro para tomar la idea correcta, pero es pronto. Tienes que dejar que los libros se construyan con el paso de los años".

Stone concluyó sus palabras haciendo mención a la actual carrera presidencial, en la que destacó la labor del demócrata Barack Obama.

"No sigo los detalles. Me entristece. Creo que Obama es firme y cree en su mensaje, pero los medios hacen que la gente se venga abajo. Cualquiera puede caer si están sobre ellos todo el tiempo", argumentó el director.

"E incluso si se convierte en presidente, ¿Qué va a hacer? ¿Qué va a hacer con la deuda? ¿Cómo va a salir de Irak? No puedes. Estamos atrapados allí. También tenemos una guerra en Afganistán y tropas en otros países. Va a ser duro deshacer ese nexo, incluso para Obama, pero hay que intentarlo. ¿Qué vamos a hacer si no?", concluyó.