Aracely Chantaka
Monterrey.- Seductor como todo un `Amante Bandido' y romántico, hasta hacerlas `Morir de Amor', Miguel Bosé cantó en exclusiva para 5 mil 500 mujeres en Monterrey
Miguel Bosé ofreció un concierto a beneficio de su gira "Papitour" en el Auditorio del Parque Fundidora.

El público estuvo conformado en su gran mayoría por féminas pertenecientes a 32 instituciones que luchan en contra de la violencia de género, el cáncer de mama y el VIH, entre otras causas.

La sola presencia de Bosé bastó para que sus fans se alejarán de cualquier problema. Elegantemente vestido de negro, el intérprete se convirtió en el capitán que guió un viaje por el pasado y los recuerdos.

El reloj marcaba las 20:18 horas, cuando el artista se hizo presente en el escenario y los gritos de "Papito" se dejaron escuchar por parte de la concurrencia.

Muchas de las mujeres que se distinguían por portar una playera con la leyenda "Fundación CIE. Creamos Alegrías con Miguel Bosé", son personas en situaciones vulnerables, sin embargo esa noche su mejor distracción fue el español.

La primera parte del espectáculo fue muy bailable con temas como "Duende" y "Nena". Cinco músicos y dos coristas acompañaron a Miguel por ese repaso de su discografía. Sus seductores pasos de baile no se hicieron esperar, tampoco su coqueteo.

A sus 51 años de edad, el prolífico artista conserva ese impacto en las mujeres; su galanura es hoy más asentada y madura.

Tanto niños, como jóvenes y maduras conformaron el público, todas se rindieron ante Bosé y se dejaron conducir dócilmente por él.

La mayor parte del tiempo la audiencia permaneció de pie y las canciones románticas arrancaron suspiros.

"Buenas noches amigas, a todas y a alguno que se coló, porque esta es y será una fiesta dedicada a la mujer. Hay en cada una de ustedes la representación de distintas causas, y queremos decirles que no estáis solas", mencionó.

Más adelante dijo que siempre iba a apoyar las causas de las mujeres porque él viene de una, claro que con la ayudadita de un hombre.

Su amiga Rebecca de Alba observó desde las primeras filas el concierto, mientras que Sasha, lo acompañó en el escenario.

Sentado sobre las escalinatas del escenario con el acompañamiento del piano, llegó el turno de la nostalgia de la mano de "Amiga", a la que se le sumaron "Creo en Ti" y "Morir de Amor".

Entre el ritmo y el romanticismo ofreció un concierto redondo con el que demostró porque durante tres largas décadas ha sido un gran consentido del público.

Con los temas sentimentales conmovió corazones y con los movidos puso el ritmo con su peculiar y sensual manera de bailar.

Por si fuera poco llegó el turno de "Linda" una de las canciones más añoradas de su repertorio, pero camaleónico como una salamandra de inmediato saltó a "Don Diablo". Sasha lo acompañóo en "Si tú no Vuelves".

La recta final se hizo presente con "Nada Particular", "La Belleza", "Olvidame Tú", "Amante Bandido" y "Nena", sin embargo de lo que puede estar seguro Bosé es de que las regias que esa noche acudieron a su show, no lo podrán olvidar.