Universal
Miguel Calero dio tremendo susto a sus compañeros del Pachuca: una trombosis venosa en el hombro izquierdo lo mandó al hospital unas horas antes del partido ante Tigres
MONTERREY.- Miguel Calero dio tremendo susto a sus compañeros del Pachuca: una trombosis venosa en el hombro izquierdo lo mandó al hospital unas horas antes del partido ante Tigres.

Sorpresivos mareos pusieron al guardameta en estado de alerta, por lo que la directiva de los Tuzos determinó de inmediato someterlo a exhaustivos exámenes médicos.

Tras horas de espera, finalmente se pudo obtener información en el hospital San José sobre el estado de salud del colombiano, quien ingresó al nosocomio a las 18:00 horas.

El reporte fue favorable.

El jugador se disponía a prepararse para el encuentro que sostendría el Pachuca contra los Tigres en el estadio Universitario; sin embargo, en la habitación del hotel reportó malestar en el hombro izquierdo y algunos mareos, por lo que fue llevado de urgencia al hospital, donde, tras la revisión obligada, fue trasladado a piso, a la habitación 346, en la que se recupera satisfactoriamente, atendido por el doctor Luis Sánchez.

Cabe señalar que esta es la segunda ocasión que el futbolista sufre dicho ataque, ya que hace siete años padeció el mismo problema en su natal Colombia.

Vale la pena mencionar que, de acuerdo con los médicos consultados, la rápida intervención médica fue determinante para evitar una complicación mayor.

Calero, de 36 años, y uno de los mejores guardametas que actúan en el futbol mexicano, tiene desde hace varios años un clavo que le colocaron en el hombro izquierdo, justo el del problema, para curarle una lesión.

Jesús Martínez, presidente de los Tuzos, reveló que estuvo cerca del colombiano, y dijo sentirse tranquilo después de estar algunos momentos con él.

"Pues ya vi a Miguel, y está más tranquilo y muy bien atendido por un grupo de médicos", apuntó el dirigente.

Al cierre de esta edición, los directivos del Pachuca, Jesús Martínez y Andrés Fassi y el jugador colombiano Andrés Chitiva llegaron al hospital, pero no dieron mayor información.