Italianos se manifiestan en contra de la llamada "ley mordaza". Foto: EFE
El Universal
Marchan en 22 ciudades contra el proyecto que prevé multas y penas de cárcel para quienes difundan audios telefónicos incluidos en investigaciones oficiales
Roma.- Miles de personas se manifestaron hoy en el centro de 22 ciudades italianas para decir "no" a la llamada "ley mordaza", el proyecto de ley que prevé multas y penas de cárcel para quienes difundan el contenido de las escuchas telefónicas incluidas en investigaciones oficiales.

Las convocatoria, realizada por la Federación Nacional de la Prensa Italiana (FNSI) y proyectada también para París, Londres y Bruselas, tuvo el apoyo de organizaciones sociales y formaciones políticas opositoras como el Partido Demócrata (PD) , Italia de los Valores (IDV) y los Verdes.

El secretario general del PD, Pier Luigi Bersani, el ex magistrado Antonio di Pietro, líder de IDV, o escritores como Carlo Lucarelli acudieron a la concentración de Roma, donde el calor no impidió que la céntrica Piazza Navona se llenara de ciudadanos, muchos de ellos amordazados.

Bersani se declaró "a favor de un retiro absoluto del texto" y consideró que la ley debe "formularse de nuevo".

A Piazza Navona también acudió Patrizia D'Addario, la prostituta de lujo que aseguró haber mantenido relaciones sexuales con el primer ministro, Silvio Berlusconi, y que hizo pública su relación con "Il Cavaliere" a través de conversaciones grabadas por ella misma.

"Si en aquel momento hubiera existido esta ley, vosotros hubierais ido a la cárcel y mi verdad no hubiera salido nunca a la luz" , declaró D'Addario a un grupo de periodistas al comienzo de la concentración.

Los manifestantes llenaron la plaza de ejemplares de la Constitución italiana de 1948 y de pancartas en las que podían leerse lemas como "La prensa libre es belleza" , "La ley mordaza niega a los ciudadanos el derecho de estar informados" o "No a la mordaza del Estado".

"Queremos que Italia esté informada, que los italianos tengan derecho a leer las noticias sobre las cuestiones importantes para el país, y esta ley sólo sirve para tutelar a quien tiene algo que esconder" , dijo a Efe Nando Bonessio, líder de los Verdes en la región del Lacio.

En las concentraciones de las diversas ciudades italianas estuvieron representados todos los rotativos que el pasado 11 de junio dejaron su portada en blanco para denunciar los límites que la nueva ley impone a la libertad de información.

Antes de que el 29 de julio el texto llegue al pleno de la Cámara de los Diputados para su debate y aprobación, los periodistas han convocado una "jornada de silencio" el próximo día 9 en la que está previsto un paro informativo de 24 horas.

Coincidiendo con las manifestaciones contra la "ley mordaza" , el presidente de la Cámara de los Diputados, Gianfranco Fini, apostó en un acto en Roma por una reflexión sobre el texto, mientras que el presidente de la República, Giorgio Napolitano, mostró desde Malta su "preocupación" por los puntos más críticos y aseguró que hará una valoración en el ámbito de sus competencias.

En la manifestación se aprovechó también para protestar contra la segunda versión del llamado "Laudo Alfano" , la ley de inmunidad a los altos cargos del Estado italiano y que revisa el texto que invalidó en octubre pasado el Tribunal Constitucional de Italia.