Mogadiscio, Somalia.- Los milicianos islámicos de Somalia amenazaron hoy con asesinar a cualquier cooperante o periodista estadounidense que llegue al país, en venganza por la muerte de uno de sus principales líderes, informó un portavoz insurgente.
Mujtar Robo Ali, también conocido como Abu Mansor, portavoz del grupo armado islámico Al Chabab, dijo en declaraciones a los medios de comunicación que no discriminarán entre cooperantes o periodistas.

"Mataremos a todos los ciudadanos estadounidenses que encontremos en Somalia", afirmó Abu Mansor.

El pasado 1 de mayo, uno de los fundadores de Al Chabab, Adan Hashi Ayro, pereció en la población de Dusamareb por un ataque aéreo lanzado por fuerzas de EU, en una de las varias intervenciones armadas de ese país en el conflicto somalí.

EU cuenta con una base militar, dedicada a operaciones "antiterroristas" y con más de mil efectivos, en Yibuti, país vecino de Somalia.

También murió en el ataque otro dirigente de Al Chabab, Muhyadin Mohamud Omar, además de una veintena de civiles, según portavoces de los milicianos islámicos.

"Las fuerzas de EEUU mataron a nuestra gente, y no diferenciaron entre combatientes y mujeres y niños, así que hemos decidido matar a sus ciudadanos sin tener en cuenta cuál es su profesión", afirmó Abu Mansor.

El portavoz de la organización armada islámica, que según Washington tiene nexos con Al Qaeda, también amenazó con atacar los intereses de EEUU "en cualquier lugar del mundo".

No hay ciudadanos de Estados Unidos que vengan a Somalia como turistas, pero ocasionalmente llega algún periodista o cooperante de esa nacionalidad. Desde hace casi veinte años, Somalia vive en medio de guerras tribales o sometida a la lucha armada de los milicianos islámicos.

Varios periodistas somalíes y extranjeros han muerto en Somalia en los últimos tres años en crímenes perpetrados por radicales islámicos o personas supuestamente ligadas al Gobierno de transición.

Las amenazas contra los ciudadanos estadounidenses se conocen varios días después de que un popular presentador de televisión de Somalia, Bisharo Mohamed Waeys, sufriera un intento de asesinato en la ciudad norteña de Bosaso.

Al día siguiente del atentado, del que salió ileso, Bisharo recibió mensajes telefónicos con amenazas de muerte si no dejaba de presentar su programa de televisión. Se desconoce el origen de las amenazas ni los responsables del atentado.

Por otra parte, un comandante de los milicianos islámicos murió el miércoles durante un combate con tropas etíopes en la población central de Garasyani, informaron hoy a Efe vecinos de la localidad.

El comandante insurgente es Amin Bargadle, que representaba al movimiento de "los Tribunales Islámicos" que llegaron a controlar Mogadiscio y vastas áreas del centro y sur de Somalia durante un semestre, en 2006, antes de que fueran expulsados por una ofensiva etíope respaldada por Estados Unidos.

Bargadle estaba considerado como un líder clave en la región de Hiran. En el combate perecieron cuatro personas más, según las fuentes, de las cuales tres eran civiles que se encontraban casualmente en el lugar.

"Bargadle murió en una emboscada que (los milicianos islámicos) lanzaron contra un convoy etíope", dijo telefónicamente un vecino de Garasyani, Yahya Hussein.