Universal
Ha tenido grandes costos y ha cobrado más vida que muchas guerras
México, D.F.- Las pérdidas económicas ocasionadas por el cambio climático en los últimos años se calculan en alrededor de 40 mil millones de dólares a nivel mundial, afirmó el catedrático de la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales (FCPyS) de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), Alejandro Chanona Burguete.

Mencionó que la agenda de desarrollo de las naciones debe asumir este fenómeno como un tema de seguridad nacional, al participar en la mesa redonda "Los Grandes Problemas Civilizatorios de la Humanidad", en el marco del 33 Coloquio Internacional de Primavera.

Chanona, coordinador de Convergencia en la Cámara de Diputados, sostuvo que no es sólo un asunto biológico, sino una responsabilidad de los gobiernos y, sobre todo, humana; si una fuerza puede ser hostil a la estabilidad y permanencia del Estado es la contaminación global que actualmente ha provocado grandes costos y que ha cobrado más vidas que muchas guerras, según informó la UNAM en boletín.

Al inaugurar el Coloquio, el director de la FCPyS, Fernando Castañeda Sabido, subrayó que para el 2015 en el mundo habrá más de 60 megaciudades, con una población superior a los cinco millones de habitantes, lo que hace necesario el cuidado de la Tierra, procurar que el crecimiento urbano se realice en condiciones seguras.

Para el 2050, comentó, el planeta estará habitado por nueve mil 500 millones de personas aproximadamente, de las que el 90 por ciento estará concentrada en los países subdesarrollados; éstos son los que más padecen los severos problemas de sequía, hambruna, contaminación y desnutrición, entre otros.

Actualmente, el orbe se enfrenta a una serie de fenómenos mundiales derivados del propio crecimiento económico, el desarrollo tecnológico, la migración, los conflictos bélicos, el desarrollo y expansión de las megaciudades y el hambre endémica, entre otros, que afectan a los países industrializados y a los emergentes y que se reflejan en la contaminación del agua subterránea, la flora y la fauna, el cambio climático y el deterioro de la salud humana, explicó.

Por su parte, la integrante del Centro de Relaciones Internacionales de esa entidad universitaria, Graciela Arroyo Pichardo, indicó que las alternativas que se vislumbran a mediano plazo son: civilización con convivencia pluricultural, económicamente sostenible y ecuménica, o civilización con desigualdad, violencia, conflictos, formas de autoritarismo y catástrofes constantes.