LA JORNADA
Puebla, Puebla.- El gobernador Mario Marín minimizó la determinación que la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) pueda tomar en su contra sobre el dictamen elaborado por el ministro Juan N. Silva Meza, el cual confirma que participó en una conjura en perjuicio de la periodista Lydia Cacho Ribeiro.
Cuando la respectiva sesión de la SCJN estaba en curso, el mandatario fue entrevistado al salir del Centro de Convenciones local, donde se entrevistó con ediles electos.

-En el dictamen de Silva se corrobora que usted es responsable de las violaciones a las garantías de Lydia Cacho -se le dijo.

-Los ayuntamientos son lo más importante en este momento, lo otro no tiene prioridad, lo más importante es la reunión con los alcaldes electos, y en eso estamos.

En contraste con su implicación en abusos contra Cacho, dijo en su discurso ante los próximos munícipes: "Los exhorto para que cuiden su imagen, para que sean ejemplo de rectitud, de cordialidad y respeto hacia sus colaboradores. A mantener siempre la disposición para identificar los problemas y resolverlos con los mejores procedimientos. No permitan que una situación conflictiva crezca y se convierta en problema político y que nos rebase. Para eso debemos mantener plena coordinación".