Arturo Zárate / El Universal
Cd. de México.- Los partidos pequeños quieren vida política eterna y por ello han planteado una propuesta, en la mesa que discute y prepara la iniciativa que modificaría el código electoral, para conservar su registro, aun cuando su votación sea baja en las próximas elecciones.
Pretenden que en caso de no alcanzar 2% para conservar su registro puedan recibir puntos porcentuales de la organización política con la que se hayan coaligado en la contienda.

El tema de las coaliciones en relación con los partidos pequeños (PVEM, PT, Convergencia, Alternativa y Nueva Alianza) se ha convertido en el más debatido en el grupo de trabajo integrado por diputados y senadores que prepara las reformas a las leyes secundarias.

Los cinco partidos han advertido que no votarían en favor de la reforma secundaria si no aceptan su propuesta que les garantizaría sobrevivir aun cuando no obtuvieran 2 % de la votación.

Resulta que el proyecto que existe para reformar el Código Federal de Instituciones y Procedimientos Electorales (Cofipe) establece en el capítulo de coaliciones que aun aliados con el mismo candidato los votos se contarán por separado para cada partido.

Podrán tener el mismo candidato, pero no por eso quiere decir que los votos irían a una sola contabilidad, como ha ocurrido hasta ahora.

Además, según el proyecto, cada uno de los partidos coaligados en la boleta electoral tendría su propio espacio y emblema.

Esta disposición, que todavía se discute, es lo que no le gusta a Nueva Alianza, Alternativa, Verde Ecologista, Partido del Trabajo y Convergencia.

Ellos quieren que se redacte un artículo que les permita que en caso de no lograr 2% de la votación en la elección, recibir la ayuda del partido o partidos con los que se hayan coaligado, para que les den los puntos porcentuales que les hagan falta.

Por ejemplo, si el Revolucionario Institucional obtuviera 5% de la votación y su partido aliado fuera el Partido Verde Ecologista y éste sólo tuviera 1%, el primero podría cederle 1% para que pueda llegar a 2%. Es lo que quieren los partidos pequeños.

Con el propósito de que la iniciativa de reformas al Cofipe, que deberá estar lista en los próximos días, sea aprobada por unanimidad, los negociadores están buscando un punto intermedio que deje satisfechos a todos.

Sobre el resto de la reforma del Cofipe, en el grupo de trabajo prevalece el consenso.