Cannes, Francia.- El director de cine Quentin Tarantino considera que sus películas son, pese a las numerosas escenas de violencia que suelen contener, sobre todo comedias, dijo hoy durante una clase magistral durante el festival cinematográfico de Cannes, en Francia.
"Al fin y al cabo hago sobre todo un tipo propio de comedia", sostuvo. "En mis películas no es todo gracioso, naturalmente, y siempre muere gente, pero siempre intento llevar a la risa a los espectadores, incluso en situaciones en las que en otro caso no se reirían".

Tarantino habló sobre su comienzo como director y cómo surgieron películas como "Pulp Fiction", "Jackie Brown" o las dos entregas de "Kill Bill".

"No confío en los compositores", reconoció Tarantino. "La música es tan importante para una película que nunca dejaría a nadie la responsabilidad de poner la música sobre una película terminada". En vez de ello, prefiere servirse de los músicos contemporáneos y hacer sonar sus canciones en sus películas. "Es lo más sencillo, ¡así no tengo que discutir con nadie!".

Tarantino aconseja a directores noveles y jóvenes guionistas que antes trabajen como actores. "Debe ser el primer paso, porque es como mejor se aprende sobre la construcción de algunas escenas".

Todo lo que él mismo aprendió sobre la dirección y la escritura de guiones procede de su propia experiencia como estudiante de arte dramático. "Actuar es soltarse y abandonarse y exactamente esta experiencia es la que se necesita también como director y guionista".

Además, uno no debe inscribirse en una universidad de cine, considera Tarantino. "Esas escuelas suelen costar mucho dinero. Es mejor invertir ese dinero en una primera cinta porque al final al menos se tiene una película y mucha experiencia". Es lo que él hizo. "Mi primera película no fue maravillosa, pero siempre fue algo sobre lo que pude construir".