NOTIMEX
El guardameta de la Máquina, José de Jesús Corona, admitió que en el grupo están enojados por el castigo que le pusieron a Lozano, el cual acatarán
Un sentimiento de gran molestia predomina entre los jugadores y demásintegrantes del Cruz Azul, por la sanción aplicada a Jaime Lozano, quele impedirá jugar el partido de vuelta de los cuartos de final, elpróximo sábado ante Puebla, tras la queja de la directiva de La Franjaque prosperó.

El guardameta de la Máquina, José de Jesús Corona, admitió que en elgrupo están enojados por el castigo que le pusieron a Lozano, el cualacatarán.

"Sí nos molesta y bastante, porque observando la jugada se ve que hayun contacto hacia (Jaime) Lozano, igual no es tan fuerte, pero se tomóesa decisión (de castigarlo), se respeta y hay que ver para adelante ypreparar el partido sin Jaime, que es un jugador muy importante".

Ante la determinación de la directiva del cuadro de La Franja, debuscar que se castigara al jugador celeste, y que esto se pueda tomarcomo una especie de guerra sucia, dijo que en los noventa minutos delchoque de vuelta, Cruz Azul buscará salir avante de este duelo, enbusca del objetivo, que es llegar a la final y pelear por elcampeonato, para acabar con la sequía de 12 años sin título.

"Nos queda muy claro que donde hay que hablar, es dentro de la canchacalificando", expuso el arquero, quien lamentó que esta manera deaplicar justicia, una vez que ya acabó el partido, no es la adecuada.

"Todo esto lo hacen por el "fair play", pero ni hablar, uno simplementese dedica a jugar, y los directivos son los encargados de apelar, peronosotros por nuestro lado, tenemos que estar tranquilos, saber que elpróximo sábado nos tenemos que dedicar a jugar".

Recordó que apenas el torneo anterior, cuando todavía jugaba conEstudiantes Tecos, se revisó un video y se le aplicó una sanción aldefensa paraguayo Darío Verón, de Pumas, por un puñetazo que dio almediocampista argentino José Damián Zamogilny e insistió que el
castigo para Lozano no es una decisión acertada, porque Jared Borgetti sí hace contacto sobre Jaime Lozano.

Desestimó que con esta actitud del Puebla, el árbitro del siguientepartido José Alfredo Peñaloza, pueda verse presionado a marcar algunasacciones favorables al cuadro camotero.

"Se debe hablar dentro de la cancha, simplemente jugando al futbol, unopuede quejarse también de su estilo de ellos, porque hubo bastantespatadas de su parte, si ese es su estilo es muy respetable.

Yo respeto a todos los árbitros y les tengo confianza, como jugador nos tenemos que dedicar a hacer nuestro trabajo".

Admitió que la ausencia de Jaime Lozano, será muy importante para CruzAzul, pues hay que recordar la gran cantidad de pases para gol que dioal monarca artillero del Torneo Apertura 2009, el argentino EmanuelVilla, más del 50 por ciento.

"Es un jugador muy importante en el esquema, la verdad ha colaboradomucho para el equipo, pero ya se tomó esa decisión (de castigarlo) yvamos a darle la confianza al que venga, hay confianza en todo elplantel que está muy completo".

Por último, sobre el partido de vuelta, dijo que será muy importante nocometer tantos descuidos como en el choque de ida, en particular noadmitir otra vez un gol tan rápido como el del uruguayo Andrés NicolásOlivera, registrado a los 14 segundos del silbatazo inicial.

"En el primer partido, tuvimos muchos descuidos, errores personales, enel segundo tiempo se reacomodó el equipo en sus líneas, entró (Joel)Huiqui, para reforzar el juego aéreo, y yo creo
que de esa manera podemos seguir, aunque la decisión la toma el entrenador".

Resaltó que será muy importante que en los primeros 15 minutos, esténmuy concentrados y por ahí que ellos se vayan desesperando, finalizó.