Dibujos, carteles, guiones gráficos, fotografías, marionetas, maquetas y vestuarios originales de sus fantasiosas películas ocuparán así un lugar destacado en el MoMA, cuyas salas jamás habían acogido una exposición monográfica sobre un único director de cine tan amplia.
Nueva York, EU.- El Museo de Arte Moderno (MoMA) de Nueva York se rinde desde mañana al genio del polifacético director Tim Burton con una extensa retrospectiva, la mayor muestra que la entidad ha dedicado en sus 80 años de historia a un cineasta.

El peculiar mundo del creador de cintas tan exitosas como "Beetlejuice" (1988) o "Edward Scissorhands" (1990) entrará por la puerta grande en el prestigioso museo neoyorquino gracias a una exposición que lleva su nombre y que, hasta el próximo 26 de abril, explorará la extensa carrera del conocido cineasta estadounidense.

Dibujos, carteles, guiones gráficos, fotografías, marionetas, maquetas y vestuarios originales de sus fantasiosas películas ocuparán así un lugar destacado en el MoMA, cuyas salas jamás habían acogido una exposición monográfica sobre un único director de cine tan amplia.

"De alguna manera, esta exposición es como un reencuentro conmigo mismo. Es muy sorprendente y ver que he hecho tantas cosas me hace sentir bien. Siempre me he considerado un tipo vago, pero ahora veo que quizá no lo soy tanto", explicó en una reciente entrevista con Efe el admirado director, de 51 años.

Los visitantes podrán descubrir así, gracias a más de 700 objetos raramente vistos, que la vasta experiencia que lleva a sus espaldas el creador de películas como "Mars Attacks!" (1996) o "Sleepy Hollow" (1999) lo hace, además de director de cine, artista, ilustrador, fotógrafo y escritor.

"Admirar esta extensa colección es como volver a ser padre, una experiencia que te revitaliza y te ayuda a explorar tu estado mental y personal", explicó además Burton, quien reconoció que jamás se consideró "únicamente un artista o un director", por lo que acabó "combinándolo todo".

De esa manera, el MoMA, además de ofrecer la proyección de 14 de sus películas -como "Batman" (1989), "The Nightmare Before Christmas" (1993) o "Big Fish" (2003)-, presenta detalles de sus primeras aventuras tras la cámara, así como dibujos y caricaturas que realizó como estudiante de artes.

También se podrán admirar pinturas, esculturas y composiciones visuales, así como conocer en profundidad el curioso libro de poesía "La melancólica muerte del Chico Ostra y otras historias" y la serie original de figuras coleccionables "Los trágicos muñecos para niños y niñas de Tim Burton", que el propio director moldeó.

Además, estarán expuestas curiosidades que harán las delicias de sus seguidores más acérrimos, como las cabezas de los extraterrestres que amenizaron la vida de Jack Nicholson y Glenn Close en "Mars Attacks!" y los vestidos de época que tan bien lució Christina Ricci en "Sleepy Hollow".

Para el director no deja de ser paradójico que el MoMA acoja una muestra tan extensa de su obra, cuando él mismo reconoce que, hasta que no fue adulto, no gozó de "cultura museística" y que el primer museo al que entró en su vida fue el Museo de Cera de Hollywood, al que acudía con asiduidad de niño y adolescente.

Los responsables del museo han decidido mostrar la prolija obra de Burton en tres secciones que se han puesto en relación con la ciudad de Burbank, al sur del estado de California, donde el director creció y le sirvió de fuente de inspiración.

La primera es "Sobreviviendo a Burbank" y en ella se muestran sus primeros dibujos, encargos escolares e incluso sus dos primeros cortos en ocho milímetros que rodó con sus amigos de la infancia, en una época en la que batallaba por huir de la vida en los suburbios.

"Embelleciendo Burbank" es la segunda sección, donde el MoMA muestra la época en la que empieza a madurar el talento de Burton y que coincide con su paso por el Instituto de las Artes de California, y con su fichaje como dibujante para Walt Disney.

La última es "Más allá de Burbank" y muestra el florecimiento de la carrera profesional del director, con numerosos objetos sacados de sus películas más celebradas, como el vestuario de "Batman Returns" (1992) y "Edward Scissorhands", o grandes marionetas de "Charlie and the Chocolate Factory" (2005).

La muestra también incluye el vídeo "Bones", que dirigió para el conocido grupo musical The Killers, y cuenta con una especial banda sonora, compuesta de melodías seleccionadas para la ocasión por el colaborador habitual de Burton, Danny Elfman.