La Jornada
El empresario no dejó de puntualizar que frente a los hechos recientes, "el país es muy fuerte, más fuerte que sus problemas".
México, D.F. .- El empresario Carlos Slim Helú, dueño de Grupo Carso, consideró que "ya han pasado los momentos más difíciles" de la crisis económica en México, por lo que convocó a los hombres de negocios a invertir y contribuir así a la estabilización del país.

Entrevistado luego de asistir a la sesión solemne en que la Asamblea Legislativa del Distrito Federal (ALDF) entregó la Medalla al Mérito Ciudadano al periodista Jacobo Zabludovsky, el dueño de Grupo Carso consideró que ahora el reto principal será crear más fuentes de empleo.

Precisó que la coyuntura actual "es un momento muy bueno para que inviertan las empresas", porque quienes así lo hagan tendrán condiciones más favorables en sus campos y ayudarán a atacar lo que más nos está afectando, el desempleo.

-¿Considera que la crisis económica ya tocó fondo?

-Yo creo que ya han pasado los momentos más difíciles de la caída del producto interno bruto (PIB); los porcentajes que ha habido son sustanciosos y ya se ve una situación un poco mejor en el mundo, y obviamente en el caso nuestro, pues también se podrá, cuando menos, estabilizarse económicamente. Lo importante, y lo he dicho varias veces, no es cuánto cae el PIB, sino buscar que la parte más importante, que es el empleo, se cuide al máximo.

-¿Cuántos años faltan a la economía mexicana para que se creen empleos?

-No, yo creo que no son años; creo que hay que hacer esfuerzos por que haya más inversión, por ejemplo en todo lo de vivienda o mantenimiento de infraestructura, y que la empresa haga inversión aprovechando una situación en la que puede conseguir bienes de capital baratos en todos lados, o mejores condiciones, mejores precios, y estar listos para cuando la economía empiece a recuperarse, tener capacidad, modernidad y competitividad.

Respecto de las opiniones de grupos financieros de que en 2010 podría haber una devaluación, Carlos Slim manifestó que si bien el tipo de cambio está fluctuando todos los días, el nivel que tenemos ahora es adecuado. "No pensaría que pueda tener cambios sustanciales más que los provenientes de alguna especulación; además, la inflación es reducida, la balanza comercial es favorable o equilibrada, la cuenta corriente también, entonces no creo que haya circunstancias o condiciones para pensar en cosas de ese tipo", remarcó.

El empresario no dejó de puntualizar que frente a los hechos recientes, "el país es muy fuerte, más fuerte que sus problemas".