Notimex
Guadalajara.- Finalmente Guadalajara no pudo dar la sorpresa y aunque dio un gran partido empató 4-4 con Rayados de Monterrey, que avanzó a semifinales con global de 8-5 en partido de vuelta de los cuartos de final de la liguilla del futbol mexicano.
Chivas dio la esperanza a sus seguidores con los goles de Omar Bravo al minuto 14, Alberto Medina (27), Sergio Avila (63) y Jonny Magallón (88), pero el conjunto regiomontano apagó toda posibilidad con los tantos de Carlos Ochoa (21 y 90), Jesús Arellano (24) y el argentino Walter Erviti (79).

El cuadro local salió por la hazaña desde el silbatazo inicial ante un Rayados que esperó para jugar al contragolpe y que se vio sorprendido al minuto 14 con el gol de Bravo quien dentro del área sacó derechazo que impactó el travesaño y picó atrás de la línea de gol para el 1-0 (2-4 global).

Pero el conjunto regiomontano respondió en un contragolpe en el que Jared Borgetti pasó a Ochoa, quien a su vez cedió para Arellano, éste devolvió la jugada y el segundo encaró al portero Luis Michel y lo venció con tiro potente para el 1-1 (2-5 global).

El cuadro tapatío estuvo siempre sobre la meta de Jonathan Orozco pero se vio sorprendido por una jugada de Borgetti, quien por derecha se llevó a su marcador y sirvió retrasado a Arellano, quien con la derecha venció a Michel para el 1-2 (2-6 global), al minuto 24.

En lo que fue un concierto de errores en ambas zagas, al minuto 27 Chivas emparejó los cartones con el tanto de Medina, quien con la cabeza dejó parado a Orozco para el 2-2 (3-6 global), que le devolvió la esperanza a los dirigidos por Efraín Flores.

Con el resultado a su favor y en espera del contragolpe, los pupilos del argentino Ricardo La Volpe sufrieron de más ya que el cuadro rojiblanco cerró el primer tiempo con mucha llegada sobre la meta de Orozco, quien de milagro no recibió más goles.

Al arranque de la segunda parte, Chivas no cambió y se lanzó al frente a buscar reducir distancias, más con el corazón que con buen futbol pero se expuso al contragolpe y estuvo cerca de recibir el 2-3, pero Arellano falló solo ante Michel.

Más tarde, Chivas se encontró con un regalo de Orozco, quien a disparo de Jonny Magallón no pudo controlar el tiro que iba fácil y soltó el balón, que para su mala fortuna quedó en los pies de Avila y éste sólo empujo para el 3-2 (4-6 global), al minuto 63.

Cuando más presionaba Chivas, su zaga se durmió en un saque de banda que recibió Erviti por izquierda, aprovechó el descuido de su marcador, encaró a Michel y entre el poste izquierdo y el arquero, el argentino metió el balón para el 3-3 (4-7 global), al minuto 79.

El conjunto tapatío no bajó los brazos y peleó hasta el último por el milagro, que regresó a la cancha del Jalisco con el tanto de Magallón al minuto 88, para hacer el 4-3 (5-7 global), y lanzarse con todo para intentar sellar la lucha que dio.

Sin embargo, todo acabó al minuto 90 con el tanto de Ochoa, su segundo de la noche, para hacer el 4-4 (5-8 global) y terminar con el suspenso para su escuadra y ponerla de manera definitiva en las semifinales.

El trabajo del silbante Armando Arachundia fue aceptable y por Chivas amonestó a Omar Bravo, Héctor Reynoso, Gonzalo Pineda y Alberto Medina, mientras por Rayados vieron cartón preventivo Jonathan Orozco, el panameño Felipe Baloy y Jesús Arellano.