El presidente boliviano Evo Morales afirmó este miércoles que no existen diferencias entre sus colegas Hugo Chávez de Venezuela y Luiz Inacio Lula da Silva de Brasil, salvo las acciones públicas y reservadas entre uno y otro.
Lo que hace públicamente Chávez, también lo hace Lula pero calladamente.

No hay ninguna diferencia entre Lula y el compañero Chávez", afirmó el gobernante boliviano en el palacio Quemado de La Paz, en rueda de prensa con corresponsales extranjeros.

Morales también minimizó las críticas a su estrecha relación con el mandatario venezolano, entre ellas la formulada recientemente por el sociólogo francés Alain Touraine, que le aconsejó alejarse de él y llamó a Brasil a "ayudar a Bolivia antes de ser destruida por Chávez".

"Yo soy anti Chávez y pro Morales", dijo Touraine, director de la Escuela de Altos Estudios en Ciencias Sociales de París. Morales retrucó que "no voy a distanciarme de ningún presidente, excepto (del presidente de Estados Unidos, George W.) Bush, porque tiene una política intervencionista criminal". "Yo sigo convencido: primero (el líder cubano) Fidel (Castro), después Chávez, son personajes para liberar a los pueblos", complementó el mandatario. También saludó que a esta línea política "se van sumando" el gobernante ecuatoriano Rafael Correa y el presidente electo de Paraguay, Fernando Lugo.