El presidente de Bolivia, Evo Morales, promulgó hoy la Ley del Tribunal Constitucional. Foto EFE/Vanguardia
Antes de la Ley del Tribunal Constitucional, han sido promulgadas la del Organo Electoral, la del Régimen Electoral y la del Organo Judicial.
La Paz, Bolivia.- El presidente de Bolivia, Evo Morales, promulgó hoy la Ley del Tribunal Constitucional, la cuarta ley orgánica de las cinco que el Legislativo debe aprobar antes del 22 de julio para permitir la aplicación plena de la Constitución.

El mandatario rubricó la nueva norma en Palacio de Gobierno y aprovechó el acto para alentar a los legisladores a aprobar la última ley que queda en trámite, sobre la aplicación de autonomías, antes de la fecha marcada por mandato constitucional.

Antes de la Ley del Tribunal Constitucional, han sido promulgadas la del Organo Electoral, la del Régimen Electoral y la del Organo Judicial.

"Siento que se va a cumplir, y eso será cumplir con la voluntad del pueblo boliviano (...) Ojalá en las próximas semanas la promulguemos. Siento que va a ser la norma más difícil para llegar a consensos, pero cuando hay sinceridad y transparencia, y respeto a la Constitución y se quiere aportar, es posible llegar al consenso", dijo Morales.

Para ello, instó a "recoger las propuestas" de todos los actores políticos para sacar adelante una Ley de Autonomías de la que aseguró que ya existen "dos o tres propuestas".

También insistió en que no se puede aprobar ninguna norma "al margen del texto constitucional", en alusión a pedidos de grupos indígenas de la amazonía y de movimientos autonómicos de la región de Santa Cruz que, a juicio del Gobierno, tienen demandas no constitucionales.

"Quienes todavía no lo puedan entender, por conservadores o por ambiciones, tienen que entender que el Gobierno va a defender la Constitución", dijo el mandatario izquierdista.

La ley promulgada tiene como razón de ser la regulación de la estructura y funcionamiento del Tribunal Constitucional de Bolivia, así como los procedimientos en los que se sujeta.

El presidente de la Cámara de Diputados, Héctor Arce, recordó que los magistrados del Tribunal Constitucional serán elegidos en una inédita votación popular el 5 de diciembre próximo.

"Este tribunal será el primero del mundo en ser formado en base al voto popular. Los magistrados, así, estarán sometidos a la Constitución, al pueblo. Esto es, seguramente, el avance más atrevido e importante que hace nuestro texto constitucional", declaró.