Foto: Archivo
El Universal
Este caso se suma a otro ocurrido en un hospital del IMSS, donde un recién nacido murió luego de que se le cayó a uno de los médicos
Un recién nacido murió presuntamente por negligencia de médicos y enfermeras del Hospital Materno Infantil de Reynosa, -inaugurado apenas el año pasado, según una denuncia interpuesta por la madre del bebé, Delfina Delgado Vázquez, ante la Procuraduría General de Justicia.

En este hecho, las autoridades de Salud intentaron ocultar la muerte del recién nacido desde el pasado 19 de agosto del presente año, pero ante la insistencia de la familia y del reportero Eduardo Bandín del portal www.noticiasdetamaulipas.com, quien tomó el caso, se dio a conocer a la luz pública.

Ya ventilado el caso este viernes a la opinión pública, la Procuraduría de Justicia Tamaulipeca dio a conocer que la denuncia fue presentada por la señora Delfina Delgado Vázquez, en contra de ese nosocomio y de su director Xavier González Aguilar, y la dependencia de justicia intensificó las investigaciones.

Indica Delfina Delgado que fue el pasado 19 de agosto cuando dio a luz a sus gemelos, alrededor de las 10:00 horas, al día siguiente se los llevaron para que los alimentara, pero notó que uno de ellos no reaccionaba y se lo reportó a la enfermera en turno, ésta sólo le dijo insístale pégueselo más, pero no lo auscultó, ni llamó al médico a cargo.

Señala que así pasó esas 24 horas, después fue lo mismo. Ella lo notaba muy pálido e inerte, volvió a pedir que lo revisaran, pero sólo se lo llevaron. Más tarde una enfermera le dijo que se esperara a que llegara la pediatra, pero tampoco hubo respuesta, sino hasta el siguiente día, cuando le anunciaron que era probable que el bebé tuviera baja la glucosa por la falta de alimento y que esto era algo normal.

Entonces apareció la pediatra para manifestarles que le aplicarían suero por el bajo nivel de azúcar en su sangre. Ya en el quinto día le anunciaron que estaba delicado y finalmente murió.

La madre y el resto de la familia aseguran que el fallecimiento fue por la no atención al menor desde el momento del alumbramiento y cuando la doctora se dignó a diagnosticarlo ya era tarde para sacarlo de ese lamentable trance.

Esta investigación va a la par de otra en contra del IMSS en donde a un médico se le cayó de las manos el recién nacido fracturando el delicado cráneo y le hicieron creer a los padres que había nacido con el cordón umbilical en el cuello, lo cual fue desmentido por el legista de la Procuraduría.