París, Francia.- El actor francés Raymond Pellegrin, que se hizo famoso en los años 50 por sus papeles en películas de directores como Marcel Pagnol y Sacha Guitry, murió a los 87 años en Garons, en el sureste de Francia, informó su familia.
Pellegrin, del quien es muy familiar en Francia su voz en el personaje de Fantômas de la trilogía de André Hunebelle en los años 60, tuvo una larga carrera artística de seis décadas en el cine, pero también en el teatro y en la televisión.

Nacido en Niza en enero de 1925, su primer papel en una película llegó en 1943 en "Six petites filles en blanc" de Yvan Noé, pero fue en la década siguiente cuando su figura de hizo conocida.

Eso llegó entonces gracias a su trabajo con Pagnol en "Topaze" (1951) o en "Manon des sources" (1953); con Guitry en "Napoléon"; con André Cayatte en "Nous sommes tous des assassins" (1952); o con Nicholas Ray en "Amère Victoire" (1957).

En los 80 también estuvo solicitado por otro de los grandes directores del cine francés, Claude Lelouch, con quien rodó "Les uns et les autres" (1981) y "Viva la vie" (1984).

Aunque en los últimos años se había ido retirando progresivamente, todavía en 2002 hizo un papel en la televisión en "Notes sur le rire", de Daniel Losset.