Notimex
Miami.- El jugador Sean Taylor, de los Pieles Rojas de Washington de la NFL, murió esta madrugada tras ser herido de bala el lunes durante un intento de robo en su casa del sur de Miami.
Según las primeras investigaciones Taylor, de 24 años de edad, estaba en su residencia de Palmetto Bay, cuando fue alertado de posibles intrusos tras escuchar ruidos en la parte trasera de la casa.

Testigos indicaron que Taylor recibió dos balazos, uno de los cuales le perforó la arteria de una pierna, y a pesar de que fue operado de emergencia, perdió mucha sangre y murió.

Taylor se encontraba en su cuarta temporada con los Pieles Rojas. Era el profundo con más intercepciones en el equipo en lo que va de la temporada con cinco, pero no participó en los últimos dos juegos por estar lesionado de la rodilla derecha.

Su lesión ocurrió ante Filaldelfia el pasado 11 de noviembre y su ausencia en el juego siguiente ante Dallas fue aprovechada por Terrell Owens para marcar cuatro anotaciones de pases.

En 2004 Taylor fue la primera selección colegial de los Pieles Rojas tras una carrera estelar con los Huracanes de la Universidad de Miami.Según las primeras investigaciones Taylor, de 24 años de edad, estaba en su residencia de Palmetto Bay, cuando fue alertado de posibles intrusos tras escuchar ruidos en la parte trasera de la casa.

Testigos indicaron que Taylor recibió dos balazos, uno de los cuales le perforó la arteria de una pierna, y a pesar de que fue operado de emergencia, perdió mucha sangre y murió.

Taylor se encontraba en su cuarta temporada con los Pieles Rojas. Era el profundo con más intercepciones en el equipo en lo que va de la temporada con cinco, pero no participó en los últimos dos juegos por estar lesionado de la rodilla derecha.

Su lesión ocurrió ante Filaldelfia el pasado 11 de noviembre y su ausencia en el juego siguiente ante Dallas fue aprovechada por Terrell Owens para marcar cuatro anotaciones de pases.

En 2004 Taylor fue la primera selección colegial de los Pieles Rojas tras una carrera estelar con los Huracanes de la Universidad de Miami.