El actor, que dedicó su vida principalmente al teatro, la radio y la televisión en EU, se hizo con un lugar en la historia del cine gracias al mítico filme.
Los Angeles, EU.- El fallecimiento del actor Fred Crane ha dejado huérfano de galanes al clásico de Hollywood "Lo que el viento se llevó" (Gone with the Wind) (1939) y ya sólo sobreviven seis miembros del reparto de aquel filme inolvidable ganador de nueve Oscar.

Crane, que padecía de diabetes, murió el pasado jueves 21 de agosto a los 90 años en un hospital de Atlanta, en el estado de Georgia, debido a un coágulo de sangre en uno de sus pulmones, pero su muerte no la recogió la prensa especializada de cine hasta este lunes.

El actor, que dedicó su vida principalmente al teatro, la radio y la televisión en EU, se hizo con un lugar en la historia del cine gracias al mítico filme.

"Lo que el viento se llevó", que cumplirá 70 años en 2009, abrió las puertas del firmamento de Hollywood a quienes participaron en él y marcó sus carreras, incluso en el caso de los dos protagonistas, Vivien Leigh y Clark Gable, cuya imagen siempre recuerda a sus personajes de Scarlett O'Hara y Rhett Butler.

Para Leigh "Lo que el viento se llevó" supuso su primera estatuilla como mejor actriz, un premio que volvería a lograr por su papel en "Un tranvía llamado deseo" (A Streetcar Named Desire) (1951), otro título con solera cinematográfica.

Gable, uno de los galanes de Hollywood por excelencia, se quedó sin Oscar por aquella película, aunque sí obtuvo ese reconocimiento por "Sucedió una noche" (It Happened One Night) (1934).

Tanto Leigh como Gable murieron en la década de los 60 y actualmente solo media docena de intérpretes del filme continúan con vida.

Alicia Rhett (India Wilkes) es la actriz más longeva con 93 años, seguida por Olivia de Havilland (Melanie Hamilton) con 92, Mary Anderson (Maybelle Merriwether) con 88, Ann Rutherford (Carreen O'Hara) de 87, y niños del largometraje Mickey Kuhn y Cammie King (Beau Wilkes y Bonnie Blue Butler) de 75 y 74 años, respectivamente.

El 4 de julio 2008 dijo adiós Evelyn Keyes (Suellen O'Hara) a los 92 años, por lo que Rutherford se convirtió en único miembro vivo de la familia O'Hara.

Con la marcha de Fred Crane el cine despidió al último de los pretendientes que rondaba a la joven Scarlett O'Hara en la película.

Crane hacía las veces de Brent Tarleton que junto con su hermano mellizo Stuart se disputaban la atención de la protagonista, a la que finalmente seduciría Rhett Butler (Gable).

George Reeves (Stuart Tarleton), que se hizo muy popular como el Supermán de la televisión de los 50, ya había fallecido en 1959.

De Fred Crane fueron las primeras palabras del filme, en la escena en la que dialoga con Scarlett y Stuart en el porche del rancho algodonero Tara de la familia O'Hara.

"Qué importa que nos hayan expulsado de la universidad, Scarlett? La guerra va a empezar un día de estos, así que habríamos dejado la escuela de cualquier modo", dijo.

Este actor siempre se consideró "un pequeño fragmento en un gran mosaico", en relación a su aparición en "Lo que el viento se llevó", un trabajo que fue tan casual como su irrupción en la meca del cine.

Nacido en Nueva Orleans en 1918, fue su madre la que le impulsó a subirse a un tren rumbo a la costa oeste de EU en 1938 para probar suerte en Hollywood.

Allí contactó con su prima, una antigua actriz de cine mudo, a quien acompañó a la audición de su hija para el papel de Suellen O'Hara en "Lo que el viento se llevó".

Inesperadamente Crane llamó la atención del responsable de seleccionar a los actores y tras leer las primeras líneas del guión obtuvo el trabajo.

"Fue por estar en el lugar correcto en el momento indicado", explicó el actor tiempo más tarde.

Recientemente, Ann Rutherford, en declaraciones al diario Los Angeles Times, aseguró que, a pesar de que Crane y Reeves no se parecían mucho físicamente "eran extremadamente atractivos".

En el momento de su muerte, Crane se encontraba escribiendo su autobiografía en la que "Lo que el viento se llevó" era uno de los temas principales.