Ginebra, Suiza.- El hipopótamo enano más anciano de Europa, Grebbo, falleció hoy a los 42 años en el zoo de Zúrich después de que los veterinarios lo sedaran para evitar que sufriera por el tumor que padecía.
Grebbo y la hembra Wanna, que murió el pasado mayo, llegaron al zoo de Zúrich el 4 de junio de 1967, como un regalo del entonces presidente de Liberia, William Tubman.

El zoo de Zúrich busca ahora una nueva pareja de hipopótamos enanos, ya que las ocho crías de Grebbo fueron cedidas a otros parques zoológicos.

El hipopótamo pigmeo, de 175 centímetros de alto y dos metros de largo y de unos 180 kilos, habita, solo o en pareja, en las regiones pantanosas y boscosas de Africa occidental y, por lo general, sólo se sumerge en el agua para escapar de los depredadores.

A consecuencia de la deforestación y la caza, la población de hipopótamos enanos ha disminuido tanto que sólo quedan entre 2.000 y 3.000 ejemplares en libertad.