El cantante senegalés Labah Sosseh, conocido como "El maestro" y galardonado con el primer Disco de Oro de la música africana, falleció hoy en una clínica privada de Dakar, donde había sido ingresado hace varias semanas, informaron las emisoras de radio locales.
Dakar, Cabo Verde.- Sosseh, de 64 años, era uno de los mejores intérpretes africanos de salsa, con la que se hizo famoso a mediados del siglo pasado cuando los grupos de música locales tocaban casi exclusivamente jazz o esa música latina.

Varios músicos senegaleses rindieron homenaje a Sosseh, coincidiendo en recalcar que la salsa africana ha perdido con su muerte a "uno de sus mejores representantes".

"Perdemos con el maestro Labah Sosseh un verdadero monumento de la música africana", se lamentó Pape Fall, otro salsero senegalés que compartió la escena con el fallecido en varios conciertos en Africa y el resto del mundo.

El cantante inició su carrera, como la mayoría de los músicos senegaleses famosos, incluido Youssou Ndour, en el grupo "Star Band de Dakar", antes de formar con otros salseros el "Super Star de Dakar", con el que grabó canciones inolvidables como "Aminata" y "Seyni", esta última inspirada, al parecer, por un amor imposible.

Logró reconocimiento incluso en Cuba, donde grabó hace pocos años un álbum de diecisiete canciones con la mítica Orquesta Aragón.

El músico, padre de 27 hijos, nacidos de sus varios matrimonios contraídos en Senegal, Gambia y Costa de Marfil, fue sepultado en el cementerio musulmán de Yoff, en las afueras de la capital senegalesa.