Los explosivos, que cobraron la vida de ocho milicianos árabes, cinco paquistaníes y dos afganos, detonaron de manera sorpresiva, mientras eran manipuladas para transportarlas a varias zona de la provincia de Paktika, fronteriza a Pakistán.<br>Foto: Vanguardia/EFE
Notimex
Los explosivos, que cobraron la vida de ocho milicianos árabes, cinco paquistaníes y dos afganos, detonaron de manera sorpresiva, mientras eran manipuladas para transportarlas a varias zona de la provincia de Paktika, fronteriza a Pakistán.
Al menos 15 presuntos insurgentes murieron al explotar varias de las bombas que fabricaban al interior de una mezquita de la oriental provincia afgana de Paktika, informó hoy el Ministerio del Interior de Afganistán.

En un comunicado, el Ministerio explicó que el incidente se registró la noche del viernes pasado en la mezquita de Desi, en el distrito de Yosuf Khel, que usaban los milicianos como refugio, según reportes de prensa conocidos este domingo en esta capital.

Las bombas, que cobraron la vida de ocho milicianos árabes, cinco paquistaníes y dos afganos, detonaron de manera sorpresiva, mientras eran manipuladas para transportarlas a varias zonas de la provincia de Paktika, fronteriza a Pakistán.

El lugar de las detonaciones está cerca de la ciudad de Wana, donde se estima existen campos de entrenamiento de la resistencia Talibán afgana y de milicianos paquistaníes, que transitan con facilidad de un lado a otro de la frontera.

Las autoridades afganas han culpado en repetidas ocasiones al gobierno de Pakistán de no hacer nada o poco para poner freno a la infiltración transfronteriza de los insurgentes, que usan minas y bombas de fabricación casera para combatir a las tropas extranjeras.

En tanto en la norteña provincia afgana de Kunduz, varios combatientes talibanes entre ellos, un comandante insurgente extranjeros murieron en un ataque aéreo de la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN).

"Después de verificar la actividad insurgente y la realización de una planificación cuidadosa para evitar víctimas civiles y mitigar los daños colaterales, aviones de la coalición fueron llamados para el ataque aéreo de precisión", informó este domingo la OTAN.

En una declaración, la alianza atlántica precisó que el ataque se registró en el distrito de Chardarah y que el objetivo fueron miembros de la milicia Talibán.

La OTAN también confirmó la muerte de uno de sus soldados en la explosión en una carretera en el sur de Afganistán y el fallecimiento de cinco más en una serie de ataques separados, atribuidos también a la resistencia afgana.

Según estimaciones de la organización iCasualties, al menos 309 soldados extranjeros han muertos en lo que va de este año en diversos ataques, emboscadas y atentadas suicidas perpetrados por el movimiento talibán, 152 más en comparación con los muertos entre enero y junio de 2009.