Unos cuarenta presuntos integristas han muerto en una operación de las tropas paquistaníes en el norteño valle de Swat.
Lahore.- Unos cuarenta presuntos integristas han muerto en una operación de las tropas paquistaníes en el norteño valle de Swat, donde los combates todavía continúan, informó hoy el Ejército.

Los enfrentamientos comenzaron ayer en el distrito de Shangla, uno de los bastiones de los integristas, y el Ejército logró tomar una colina estratégica que domina la carretera entre las ciudades de Shangla y Alpurai, según un comunicado.

El Ejército paquistaní se ha embarcado en la última semana en una ofensiva en el valle de Swat en la que han muerto más de 200 personas.

Según el canal de televisión Geo Tv, miles de personas huyeron de sus casas en los distritos más afectados, después de que el Ejército lanzara una advertencia para que abandonaran el área en vísperas de ataques inminentes.

En Swat, las autoridades han declarado el toque de queda nocturno con el objetivo de asegurar el movimiento de los convoyes militares, que quieren acabar con el mulá Fazlullah, conocido como "Maulana FM" , por los discursos incendiarios que transmite desde una emisora ilegal.

Los ataques contra las fuerzas de seguridad en el valle de Swat aumentaron tras el asalto gubernamental del pasado julio a la Mezquita Roja de Islamabad, centro de reunión de radicales islámicos.

Desde entonces, el Ejército paquistaní ha llevado a cabo varias operaciones en la zona, un tradicional destino del turismo nacional hasta hace pocos meses.

A finales de octubre, el presidente de Pakistán, Pervez Musharraf, decidió desplegar a 2.500 soldados en el valle, y el 3 de noviembre declaró el estado de excepción ante el deterioro de la ley el orden en Pakistán.