Notimex
México.- La Dirección Local Hidalgo de la Comisión Nacional del Agua (Conagua) informó que no había autorización para realizar labores de limpieza y mantenimiento en el Sistema de Riego para Bombeo Artículo 27 Constitucional.
En torno al accidente ocurrido este sábado en dicho sistema ubicado Atotonilco, Hidalgo, donde 10 campesinos murieron intoxicados cuando pretendían llevar a cabo labores de mantenimiento, aseveró que las víctimas ingresaron por la fuerza al lugar.

Refirió que el técnico hidráulico responsable de las instalaciones, Zenón Monroy Mendoza, trató de prevenir e impedir el acceso de los usuarios que se presentaron en el pozo, el cual tiene casi 28 metros de produndidad.

Los campesinos ignoraron al técnico, por lo que Monroy Mendoza dio aviso vía telefónica a las oficinas de la Residencia de los Distritos de Riego 003, 100 y 112 para informar de la situación, agregó.

Sin embargo, en cuestión de minutos las personas que ingresaron al pozo comenzaron a solicitar ayuda, por lo que otros acudieron en su auxilio.

La dirección de la Conagua destacó que los trabajos que pretendían llevar a cabo se acuerdan y programan previamente entre la Asociación de Usuarios de las Aguas de Riego de este sistema de bombeo y la Conagua.

Estas labores, continuó, se realizan dos veces por año agrícola en octubre y mayo, y acuden a realizarla miembros de las comunidades beneficiadas de Atotonilco de Tula y Tlaminolta; no había tareas programadas para este sábado 21 de marzo.

La zona de riego del módulo Artículo 27 Constitucional cuenta con una superficie de mil 200 hectáreas y tiene como fuente de abastecimiento el Río Salado, a través de un sistema que cuenta con cuatro bombas, con un gasto de 250 litros por segundo cada una.

La Conagua indicó que su Dirección Local colaboró de manera coordinada con la Asociación de Usuarios y la Dirección del Sistema Estatal de Protección Civil para apoyar las maniobras de rescate.

Subrayó que seguirá pendiente de brindar las facilidades necesarias para que continúen dichas maniobras y/o las averiguaciones que procedan, finalizó el comunicado.

El sábado se informó que tres hombres ingresaron al pozo de aguas negras localizado en el poblado de El Refugio, en Atotonilco de Tula, para realizar labores de limpieza, pero ante su tardanza otros habitantes bajaron a buscarlos.

La presencia de gases tóxicos en el lugar provocó la muerte de 10 personas: seis cuerpos fueron rescatados el sábado, dos más entre el sábado y la madrugada de este domingo.

Protección Civil de Hidalgo confirmó hoy el fallecimiento de dos hombres que habían sido rescatados y se encontraban hospitalizados; hay una persona más que permanece hospitalizada y otra desaparecida.