De10.com.mx
Un procedimiento de nueve meses con los huesos de las piernas rotos en cuatro puntos le hizo ganar siete centímetros de altura a la actual consejera del ayuntamiento de Logan City, Australia
A los 23 años, Hajnal Ban, de casi 1.55 metros de estatura, decidió que era demasiado baja y optó por someterse a un procedimiento quirúrgico que le rompería las piernas para hacerle ganar un poco de altura. "Me harté de que la gente se concentrara en mi aspecto físico porque sentía que tenía mucho por dar como profesionista (abogada)", expresó Ban en entrevista para el diario australiano Couriermail.

En su país, la estatura promedio de las mujeres es de 1.64 metros, conforme a estadísticas gubernamentales tomadas en 1995. Ban se encontraba casi diez centímetros por debajo de la media y tenía la impresión de que eso sería un impedimento para seguir una carrera política, informa el portal de Internet Slate.com.

Para realizarse la cirugía, Ban, de ascendencia judía, viajó a Rusia. Ahí ingresó en una clínica en cierta medida especialista en ese tipo de procedimientos. "Pude ver deportistas y modelos por ahí; ellos necesitan esa altura extra para su desarrollo profesional, pero es un secreto bien guardado", afirmó la abogada australiana al periódico inglés The Times.

Añadió que transcurrió un año entero desde que dio inició el tratamiento hasta que pudo usar zapatos de tacón de nueva cuenta. Los primeros nueve meses los pasó con los huesos de las piernas fracturados en cuatro puntos. De ese modo, los médicos pudieron estirarlos a razón de un milímetro por día. Al final, Hajnal Ban pasó otros tres meses con las piernas enyesadas.

"Muchas mujeres jóvenes se sienten inseguras sobre se aspecto físico. Yo sentía eso con mi estatura", expresó Ban al diario británico DailyMail. Añadió: "Mi operación no fue distinta de las cirugías que aumentan el tamaño de los senos o moldean la nariz", para la agencia de noticias Reuters.

A la fecha, Hajnal Ban tiene 31 años de edad y es consejera del ayuntamiento de la ciudad de Logan City, Australia. Fue electa popularmente para ocupar ese cargo en marzo de 2008. Desde que fue operada, mide 1.62 metros de altura.

"De ninguna forma estoy promoviendo que la gente se someta a un procedimiento para ganar estatura", asegura Ban. "Supongo que si no me hubiera operado, a esta edad ya no me sentiría insegura acerca de mi aspecto físico; me aceptaría como soy. Al envejecer, como mujer una se siente más cómoda con su cuerpo", aseguró Ban para la agencia AFP.